PATATAS BRAVAS


WHOLE KITCHEN  en su propuesta salada para el mes de julio nos invita a preparar un clásico de la cocina española: PATATAS BRAVAS.

Las patatas bravas son un plato típico de la gastronomía española, y  son una de las tapas con más presencia en nuestros restaurantes.  Son unas patatas cortadas en dados, fritas en aceite hasta que quedan doradas y acompañadas de una salsa de tomate picante. Lo más destacable de este plato es la deliciosa y picante salsa.

El origen de este plato no está muy claro, hay quien lo atribuye a Casa Pellico otros dicen que se empezó a servir en la Casona, ambos bares madrileños y ya desaparecidos, lo que sí es cierto, es que fue sobre 1960 y que las colas alrededor de estos dos bares sólo para probar las patatas bravas fueron míticas.

También existe mucha controversia sobre los ingredientes de esta salsa, básicamente se diferencian en dos vertientes, aquellos que defienden la presencia del tomate y otros que opinan que no debe llevarlo y que su color se debe a la presencia del pimentón.

Encontramos variedades a lo largo de todo el país, en Madrid, cuna de esta receta, se hacen con tomate y cayena; en Cataluña y la Comunidad Valenciana se hacen con un majado de ajo, aceite de oliva, guindilla y pimentón; en Andalucía suelen servirse acompañadas de ali-oli, etc, y muchas versiones más.

Que mejor fuente de inspiración para hacer la salsa brava que el maravilloso y ………. posiblemente el primer blog exclusivo de salsas: LAS SALSAS DE LA VIDA, gracias Juana, gracias Tito.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

3 patatas medianas.

30 ml de aceite de oliva virgen extra.

una cucharadita de pimentón de la Vera dulce.

1 cucharadita de pimentón de la Vera picante.

1 cucharada de harina. 

190 ml de caldo de cocido, (puede ser de brick).

Un pellizco de sal. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Mientras se prepara la salsa freír en abundante aceite caliente las patatas, peladas, lavadas y partidas en dados hasta que estén doradas.

En una sartén profunda calentar ligeramente los 30 ml de aceite de oliva.  

Calentar también un poquito los 190 ml de caldo de cocido en el micro. 

Retirar del fuego la sartén de aceite y echar el pimentón dulce y picante. Remover con varillas hasta que esté totalmente integrado, agregar la cucharada de harina y seguir removiendo hasta conseguir una pasta cremosa. 

Verter la mitad del caldo de cocido y volver a poner la cacerola a fuego medio-bajo, rectificar de sal y continuar añadiendo y removiendo poco a poco el resto del caldo.

Regar con la salsa las patatas, servir caliente.

Listo para tomar. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

7 pensamientos en “PATATAS BRAVAS

  1. Toy yo las hago siempre con tomate frito, pero voy a probar esta que propones tu y, ya te dire cual me gusta mas. Un abrazo

  2. Un buen aperitivo para cualquier día de la semana con una cervecita bien fría. ¿A que está rica la salsa según la receta de Juana y de Tito?.
    Un besote muy fuerte,
    Mar

  3. Una de las tapas más clásicas, el caso es que la salsa en cada sitio la hacen diferente, siendo casi todas muy buenas.
    Esa cazuelita tiene muy buena pinta Toñi, con su punto picante.
    Besos.

  4. Hola Toñi, nada como leerte para aprender cosas nuevas. Yo que siempre he creído que la salsa brava llevaba una base de tomate y resulta que nada más lejano a mi creencia…jajaja.

    Desde luego que dan ganas de prepararse una cervecita y unas bravas para rematas el día. El caso es que tengo todo…me animaré a hacerlo? Uf, no creo que hoy ando muy cansada y vagueta. Pero tomo nota.

    Bss

  5. Hola Toñi, guapisima, ando de vacaciones, pero como he comprobado que compartiendo internet con el movil y el ordenador si tengo cobertura, pues aquí estoy viendo esa exquisitez, a mi siempre me ha entrado la curiosidad de como se hacía la salsa, es más suelo ir a un bar en la calle Älcala a la altura del metro Quintana, que hacen la salsa que no veas y en más de una ocasión me han dado ganas de pedirle la receta, pero claro es secreto de sumario, si tienes ocasión no te las pierdas, así que me conformare con degustarlas allí, yo siempre he pensado que llevaba tomate, pero que ignorante soy, bueno que las tuyas están muy apetecibles y que bien me las tomaría yo en la playita con una caña frente al mar, Uhmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm, solo de imaginarlo, que maravilla, besos
    Sofía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s