Spaghetti al limón.

Los alimentos ricos en hidratos de carbono y fibra como la pasta son muy beneficiosos para la salud:
– La pasta es un producto bajo en grasas y sin colesterol.
– Proporciona energía fácilmente aprovechable para el metabolismo oxidativo.
– Mantiene el nivel de glucemia (cantidad de azúcar en la sangre) y favorece el correcto funcionamiento del sistema gastrointestinal.
– Además, los carbohidratos tienen una gran importancia dietética ya que la calidad especial de su almidón produce un menor aumento de azúcar en la sangre.
– Permite una digestión fácil y lenta, por lo que resulta un buen aporte energético para actividades que requieren esfuerzo físico o mental.
– Los carbohidratos también intervienen en el metabolismo del colesterol y de los triglicéridos.

Los investigadores han descubierto que una dieta mediterránea, en la que la pasta es uno de los alimentos de la piedra angular, podía reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad del  Alzheimer.

 

INGREDIENTES:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Cocer las pasta en abundante agua hirviendo con sal siguiendo las instrucciones del fabricante, debe quedar al dente (está más rica y engorda menos que la pasta cocida en exceso).

Mientras la pasta se cuece poner en un bol el aceite de oliva, un poco de sal y el zumo de limón, con ayuda de unas varillas emulsionar (batir enérgicamente hasta mezclar los ingredientes), añadir el queso y remover suavemente, escurrir la pasta y echar en el bol con la mezcla, los spaghetti se impregnarán bien con la salsa. Servir y espolvorear con un poco de queso, ralladura de limón y perejil picado.

Si os gusta el ajo,  frotar el recipiente en que se haga la mezcla de aceite, sal y limón con un ajo partido por la mitad, esto es optativo porque le aporta un ligero toque picante.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Listo para tomar!!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

COUS-COUS (CUSCÚS CON POLLO Y VERDURAS)

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de marzo nos invita a preparar un clásico de la cocida árabe: Cuscús.

El cous-cous o cuscús, se denominaba antiguamente alcuzcuz, es un plato típico del norte de África, tradicional del Magreb. En árabe, esta palabra significa “la comida” y se suele cocinar casi  a diario.  La primera vez que aparece en un documento de cocina es en un escrito del SXIII, fue muy apreciado entre la población morisca en la época de Al-Andalus y se denominaba alcuzcuz, así se quedó en la cultura de nuestro país, incluso en el Quijote se menciona como comida muy apreciada.

En la actualidad se suele servir como segundo plato, tras el tajine o el mechuí.  Para tomarlo no se usan tradicionalmente los cubiertos, sino que realizan pequeñas bolas de sémola con las manos para  seguidamente introducirlas en la boca.

En cuanto la versiones que existen del cuscús son muchas y variadas, aunque todas tienen un punto en  común, el caldo y la sémola, os hablamos de las más populares:

En Argelia se suele acompañar de garbanzos, habas y muchas legumbres y hortalizas. En Túnez suele hacerse con conejo y garbanzos. En Marruecos suele acompañarse de cordero o pollo, se sirve con dos caldos, uno para remojar la sémola y otro con picante, se sirve con todas las verduras guisadas. También existen versiones con pescado y con carne en las que suelen añadirse pasas, almendras, dátiles, nueces, así como versiones vegetarianas del mismo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

3 pechugas de pollo
1 cebolla
1 pimiento rojo
1 pimiento verdes
3 tomates maduros
1 puerro
1 calabacín grande
1 zanahoria
250 gr de cous cous y 250 ml de caldo de verduras. Cúrcuma, comino molido, ajo en polvo, perejil, sal y aceite de oliva.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Limpiar las pechugas y partir en tiras, hacer lo mismo con las verduras, las cortamos en trozos pequeños tipo brunoise.
En una cazuela con un chorrito de aceite sofreír el pollo con un poco de sal, ajo en polvo y perejil, cuando coja color retirar y reservar. En ése mismo aceite sofreír las verduras hasta que estén todas bien pochadas.
Añadir la mitad del pollo, una cucharada de cúrcuma y media de comino, remover bien, rectificar de sal y cubrir con el caldo de verduras. Poner a fuego medio y dejar hervir suavemente durante 30 minutos.
Pasado el tiempo colar la preparación y reservar el caldo.
Disponer sobre el fuego una cazuela con el caldo y cuándo empiece a hervir retirar del calor y añadir el cous cous en forma de lluvia. Remover y tapar durante 5 minutos para que la sémola absorba toda el líquido, echar una cuchara de aceite de oliva y mezclar.

Emplatar, poner una capa de cous cous, unas verduras con pollo, otra capa de cous cous, mas verduras y el pollo salteado.

Listo para tomar.

Sopa Minestrone

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de Octubre nos invita a preparar un clásico de la cocina italiana: SOPA MINESTRONE.

Esta sopa italiana se caracteriza por la gran variedad de verduras que la componen.  Presenta muchas versiones, ya que según la región donde se elabore se hace de una forma u otra y además podemos encontrar recetas de esta popular sopa según la estación, ajustándose a las verduras que se dispongan en cada una de las temporadas.

Los ingredientes más comunes de esta sopa son la cebolla, tomate, zanahorias, apio y las judías, pero pueden añadirse muchas más verduras, según la temporada. Todas las verduras suelen presentarse finamente picadas

Normalmente suele acompañarse con arroz o cualquier tipo de pasta corta y se sirve con albahaca y ajo o espolvoreada con un poco de queso parmesano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

2 patatas.

1 cebolla.

100 g de panceta en tiras.

Las hojas verdes de una lechuga.

1 diente de ajo.
2  zanahorias.
1 calabacín pequeño.
150 g de judías verdes.

100 g de col.

100 g de acelgas.
2 tomates maduros picados.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal y pimienta.
2 l de caldo de pollo.
200 gr de pasta corta, yo tiburones pequeños.
Queso parmesano rallado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Lavar y cortar la verdura en juliana, reservar.

Pelar, lavar y partir en cuadraditos las patatas.

Trocear la cebolla y el ajo.
En una cazuela grande echar un buen chorro de aceite y rehogar el ajo, la cebolla y la panceta, cuando estén hechas añadir las patatas y las verduras, menos la lechuga, rehogar unos minutos.
Añadir el tomate y el caldo de pollo y dejar cocer durante 30 minutos.
Pasado este tiempo añadir la pasta y las hojas de lechuga cortadas también en juliana, cocer otros 15 minutos. 
Rectificar de sal y servir muy caliente espolvoreada de queso parmesano rallado. 

Lista para tomar.

ALBÓNDIGAS CON SPAGHETTI.

Hace algunos meses publiqué las hamburguesas preparadas en la thermomix, además de resultar mas sanas por su bajo contenido en grasa (no es necesario freírlas) se hacen en un periquete y apenas manchamos ni cocina ni recipientes.  Hoy os traigo las albóndigas, la preparación es similar pero aprovechamos el vapor de preparar la salsa para cocinar las albóndigas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

Para las albóndigas:

750 g de ternera picada.

Un huevo.

Una taza pequeña de pan rallado.

Un pellizco de ajo en polvo.

Un pellizco de perejil seco.

Un pellizco de oregano.

Sal.

Para la salsa:

Un bote de tomate entero pelado de medio kilo.

4 ajos pelados.

Perejil fresco.

Aceite de oliva virgen extra.

Sal y una cucharada de azúcar.

Resto de ingredientes:

500 g de spaghetti.

Parmesano rallado.

ELABORACIÓN:

CARNE

En un bol batir el huevo y añadir el resto de los ingredientes de las albóndigas, mezclar bien, formar bolas y colocar sobre la varoma pincelada de aceite de oliva.

AJO Y TOMATE

Poner en el vaso de la thermomix un buen chorro de aceite de oliva, los ajos pelados y el perejil, dar unos golpes de turbo, bajar el resto de las paredes y programar 10´, velocidad cuchara, temperatura varoma.

Pasado el tiempo añadir todo el contenido de la lata de tomates, un pellizco de sal y el azúcar.

Colocar la varoma encima del vaso y programar 30´, temperatura varoma, velocidad cuchara.

Mientras en un recipiente echar agua y sal y cocer la pasta según las indicaciones del fabricante. Escurrir, reservar.

Colocar la pasta en una fuente, poner las albóndigas y regar con la salsa, espolvorear con el queso rallado.

Listo para servir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAY si por cualquier motivo no tenéis ni los 40 minutos que hacen falta para hacer esta receta os aconsejo que abráis uno de los platos preparados que CARRETILLA  pone a nuestra disposición, he tenido la suerte de probar estas tres variedades que os muestro y puedo decir que están muy, muy ricos. Gracias Carretilla !!!!!!

También os podéis hacer seguidores de facebook para recibir todas las novedades.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

RAVIOLI RELLENO DE JAMÓN Y QUESO CON MERMELADA DE HIGOS

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de septiembre nos invita a preparar un clásico italiano “Pasta Rellena”

Aprovecho la entrada para participar en el concurso de las chicas de Los Frutos Sabrosos, que este mes nos proponen utilizar como ingrediente la mermelada de higos.

La pasta rellena está presente en toda Italia, pero sin duda, es la región del Valle del Po donde se originaron las más conocidas como los agnolotti en el Piamonte, los tortelli di zucca en Mantua o los tortellini de prosciutto de Emilia, aunque ciertamente es fácil encontrar las mismas especialidades con diferentes nombres en diferentes regiones.
Las pastas rellenas más pequeñas proceden de Ferrara y se rellenan con pavo, las rellenas de calabaza se llaman cappellacci, los ravioli de Módena se rellenan con carne asada, en Liguria los panzoti se rellenan con hierbas silvestres…
A pesar de que hablamos de una masa bastante básica, encontramos diferencias a lo largo del país transalpino, en Emilia-Romaña, la pasta se prepara con muchos huevos y harina, pero sin aceite ni sal; en el Piamonte se usan 8 huevos por kilo de harina fina de trigo; en el sur de Italia se hace con sémola de trigo duro y agua; y estas son sólo algunas de las diferencias más llamativas, realmente cada casa tiene su propia receta.

En las pastas con relleno existen numerosos tipos además de los mencionados, algunos de los cuales son:  Ravioli, con forma de paquetito cuadrado;  Tortellini, con forma de rollito anudado dentro del cual se incluye un relleno de carne, queso parmesano u otros ingredientes; Tortelloni, son similares a los tortellini pero más grande y rellenos con requesón y espinaca; Panzerotti, rellenos con queso, jamón y otros ingredientes y con forma de media luna; Cappelletti, son una pasta rellena en forma de pequeño sombrero ; Agnolotti, raviolis con borde redondeado.

INGREDIENTES:

para la pasta fresca:

200 g de harina tamizada.

2 huevos medianos.

para el relleno:

100 g de jamón serranos picado finamente.

queso de cabra partido en daditos.

para  cubrir:

mermelada de higos. Receta aquí.

arena de jamón. Meter entre papel absorbente de cocina unas lonchas finas de jamón serrano un par de minutos, dejar enfriar y triturar.

ELABORACIÓN:

Sobre una encimera o mesa poner la harina y formar un volcán, añadir los huevos y mezclar con las manos, deben quedar ambos ingredientes totalmente integrados. Envolver con papel film y guardar en el frigorífico una hora.

Espolvorear la mesa con harina y trabajar la masa, debe ser elástica, por lo que cuesta un poco dejarla lo suficientemente fina, añadir harina para conseguir el resultado deseado, partir a la mitad y colocar sobre una de ellas montoncitos de jamón y queso con una distancia suficiente para poder cortar los ravioli, colocar la otra mitad encima y cortar los ravioli, dejar secar al menos 2 horas.

Cocer en abundante agua salada, durante 7 minutos, el agua debe estar hirviendo antes de añadir los ravioli. Escurrir, disponer sobre el plato de servir y regar con una poco de mermelada de higos, espolvorear con arena de sal.

Listos para tomar.

LASAÑITAS CON TRUFA ARGELINA.

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de marzo nos invita a preparar un plato clásico de la cocina italiana: Lasaña.

La Lasaña es un tipo de pasta que se sirve en láminas intercaladas con carne y bechamel. Se trata de un plato de origen italiano. 

La palabra lasaña, proviene del griego “lasanori”, y se refiere al cazo en el que se cocinaba. 

Existen muchas variantes de este plato, desde lasañas de verduras hasta aquellas de marisco, e incluso algunas en las que se cambia la pasta por láminas de col, calabacín o berenjena.

Quiero dedicar esta entrada a Paloma, hermana de mi cuñado Ramón, y agradecerle enormemente el detalle que ha tenido al acordarse de mi y regalarme esta trufa  argelina que os muestro. No he visto mejor manera de sacarle partido que utilizándola en el plato de hoy como uno de los ingredientes principales.

La trufa es un hongo comestible que crece semi-enterrado en los terrenos arenosos y el desierto del Sahara alberga una de sus variedades más apreciadas y cotizadas, la trufa argelina conocida como “el diamante negro” del Sahara, viaja cada vez más a los mercados de los países del Golfo, donde es muy considerada por su incomparable sabor.   Este delicioso manjar, “la carne de la tierra”, como la llaman desde antiguo los beduinos del desierto, ha conquistado a las clases ricas de países como Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos, Qatar o, incluso, Siria.

Conocida también por los habitantes del desierto como “la hija del rayo”, la trufa salvaje tiene un alto valor nutritivo en sodio, potasio, fósforo, cloro, calcio, hierro y proteínas.

INGREDIENTES:

4 puerros.

4 cebollas pequeñas.

Una trufa argelina.

40 g de tocino ahumado cortado en lonchas finas.

150 ml de nata líquida.

50 g de mantequilla.

aceite de oliva virgen, vinagre balsámico, sal y pimienta.

Para la masa:

300 g de harina .

9 yemas de huevo.

Una cucharada sopera de aceite de oliva virgen.

2 cucharadas soperas de agua.

Una pizca de sal.

ELABORACIÓN:

Preparar la masa, para ello formar un volcán con la harina y poner el resto de los ingredientes en el centro, amasar rápidamente y dejar reposar una hora.

Mientras hacer el relleno, partir las cebollas y los puerros en tiras finas, poner a pochar en una sartén con la mantequilla a fuego muy lento. Partir el tocino en trozos pequeños y saltear ligeramente, escurrir la grasa y añadir al preparado de cebollas y puerro, rehogar y poner la trufa picada (reservar un trocito) cocinar un minuto y echar la nata, salpimentar y dejar cocinar unos 6 minutos. Reservar.

En un cazo echar 3 cucharadas de aceite de oliva virgen, unos trozos de la trufa que habíamos reservado muy picados y 3 cucharadas de vinagre balsámico, dejar reducir a fuego medio durante 10 minutos. Reservar.

Formar las lasañitas con la masa, estirándola con un rodillo hasta dejar una lámina fina, cortar dando la forma deseada. En agua hirviendo ligeramente salada echar las lasañitas y cocer durante 3 minutos, dejar enfriar.

Emplatar: Poner sobre el plato una placa de lasañita, sobre ella una buena porción del relleno, y así hasta tres capas, terminar salseando con la reducción reservada y añadir un poco de pimienta negra recién molida.

Listo para tomar.

POLLO AL CURRY CON PURÉ

La gastronomía árabe es el conjunto de cocinas pertenecientes a los países árabes. Se puede decir que es el conjunto de comidas tradicionales a los ciudadanos de los Estados árabes del Golfo incluyendo todos los países de la Península Arábiga, los países del norte de África.

La cocina Árabe se puede ver fácilmente que es una mezcla equilibrada de características gastronómicas mediterráneas y de la cocina India en el empleo de las especias.

Una de las más utilizadas es el curry, no es una especie en sí, sino que se trata de una mezcla de diferentes especias y hierbas secas machacadas y mezcladas: pimienta de cayena, clavo, comino, cilantro, clavo, nuez moscada, jengibre, cúrcuma, canela y guindilla. La cúrcuma es el ingrediente más importante y el que le da su color amarillento.

La receta de hoy es originaria de Argelia, país del norte de África perteneciente al Magreb.

INGREDIENTES:

Un bote de puré de patata Heunkove.

2 contramuslos de pollo deshuesados y sin piel.

Una cebolla rallada.

100 g de fideos.

150 g de queso rallado especial para gratinar.

2 cucharadas soperas de curry.

Aceite de oliva virgen extra.

Dos ajos prensados.

Perejil picado.

Sal .

ELABORACIÓN:

Poner a fuego fuerte una sartén con una cucharada de aceite, echar los contramuslos salpimentados, los ajos prensados, el perejil y la cebolla rallada. Cocinar hasta que el pollo comienza a tomar color, dejar enfriar y desmenuzar con las manos en trozos no demasiado pequeños. Reservar.

Cocer los fideos en agua durante 8 minutos, escurrir y freír en una sartén con un poco de aceite, echar el curry, dar unas vueltas y reservar.

En una fuente apta para horno disponer capas, una gruesa de puré de patata Heunkove, una de fideos, la mitad del queso, el pollo y otra vez queso.

Con el horno precalentado a 220º hornear hasta que la capa de queso resulte dorada.

Servir caliente, listo para tomar.

MACARRONI NA FURNA Y CUMPLE DE YOLI

Lo primero de todo hoy quiero felicitar el cumpleaños a mi querida amiga Yoli, nos conocemos desde….. se me ha olvidado. Te acuerdas amiga? lo mal que nos llevábamos al principio, bueno o mejor dicho ni nos llevábamos, y resulta que de eso pasaste a ser mi mejor compañera,  siempre cerca para lo bueno y lo malo…..  Deseo que pases un feliz día.

Esto es para ti:

Encontrarte fue un lujo que me fue concedido, por una suerte impensada, por privilegio divino.
Poder conversarlo todo con transparencia y con calma sin temer monotonía ni tristes palabras vanas.
Atreverse a compartir sueños aunque no sean compartidos, imaginando el tiempo, de los pasados vividos, aventuras que fueron o que jamás existieron.
Descubrirme en tu mirada en la complicidad y en la risa,  y sin esperar nada poder encontrarlo todo en el secreto milagro de un instante sagrado.
E intuir el silencio, y respetar la distancia, la angustia, los temores, la desesperación y su trama.
No esconder lo que pienso, no necesitar máscaras, celebrar las disidencias… reconocer, a un amigo del alma.
Un espíritu amigo que con su andar trae calma a mi desconcertada alma.
(Anónimo)

Bueno y ahora el plato de hoy, son unos macarrones dulces, la receta me la ha dado mi hermana, la que sólo sabe preparar comidas que lleven como mucho tres ingredientes, pues esa. La he tenido que retocar un poquito, porque con las cantidades de azúcar y de leche que me ha facilitado, en lugar de un pastel de pasta habría salido una sopa con terrones. Krum espero que al probarlos te hayas transportado a Bulgaria, esa era mi intención, te la dedico.

Una última cosa, no lo pongáis de postre porque la sensación de saciedad es inaguantable, mejor para merendar.

INGREDIENTES:

150 g de azúcar.

25og de macarrones o cualquier otra pasta que tengáis en casa.

5 huevos.

250 ml de leche entera.

200 g de queso feta.

ELABORACIÓN:

Hervir la pasta en agua con sal según las indicaciones del fabricante.

Poner en un bol lo huevos y batir hasta que doble el volumen, echar el azúcar y mezclar bien, añadir la leche y el queso partido en trozos no demasiado pequeños, remover.

Cubrir con papel sulfurizado el molde donde se vaya a hornear, disponer sobre él los macarrones bien escurridos y  distribuir por encima la mezcla anterior.

Con el horno precalentado a 250º, hornear durante 30 minutos, luego poner el grill otros 5 minutos.

Dejar enfriar, desmoldar y listo para comer.

Fettuccine con crema de espinacas.

 

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Febrero nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía italiana, Pasta Fresca.

Esta vez he decidido preparar unos riquísimos fettuccine acompañados por una buena fuente de energía que nos aportan las espinaca; entre otras propiedades es una verdura rica en vitaminas y minerales, tiene muy pocas calorías y además de ayudarnos a hacer la digestión disminuye la presión arterial.

También he añadido gambas, jamón serrano y piñones, fruto seco lleno de grasas cardiosaludables. Se puede pedir más?

Os animo a probar esta combinación de sabores, os sorprenderá.

 

 

INGREDIENTES:

Para la pasta fresca:

200 g de harina.

2 huevos.

Una cucharadita de ajo en polvo.

Un pellizco de sal.

Resto de ingredientes:
 
500 g  de espinacas frescas.
 
3 ajos.
 
50 g de jamón serrano, mejor si es Ibérico.
 
150 g de gambas frescas.
 
20 g de piñones frescos.
 
200 ml de nata líquida.
 
Una cucharadita de pimentón dulce.
 
50 g de Parmesano rallado.
 
Aceite de oliva virgen.
 
Pimienta negra y sal. 
 
 
 
ELABORACIÓN:
 
Poner en un bol todos los ingredientes de la pasta, mezclar y echar sobre la encimera ligeramente enharinada, seguir amasando durante 10 minutos, formar una bola y dejar reposar tapada con un paño durante 30 minutos.
 
Lavar bien las espinacas, poner una cazuela con agua y sal a fuego fuerte y cuando rompa a hervir echar la verdura, cocer durante 5 minutos, escurrir rápidamente y ponerla en un bol con agua y hielo para romper la cocción totalmente y de esta forma conservar todas las vitaminas y color de las espinacas, escurrir nuevamente.
 
En una sartén con un poco de aceite de oliva picar un ajo, cuando esté dorado echar las espinacas y rehogar ligeramente,  pasar la mezcla  a un recipiente con la nata y el queso parmesano y batir hasta conseguir una textura cremosa. Reservar. 
 
Preparar la pasta, amasar unos minutos la bola reservada y dividir en 4 porciones, pasar cada porción por el rodillo de la máquina para hacer pasta, empezando en una posición gruesa y disminuyendo poco a poco hasta conseguir unas láminas finísimas, seguidamente colocar en la posición adecuada para conseguir los fettuccine. Enharinar ligeramente para soltar la pasta. Reservar.
 
A fuego suave en una sartén con un poco de aceite, añadir los dos ajos fileteados, poner las gambas peladas y limpias y saltear ligeramente, echar los piñones y dar una vuelta, fuera del fuego poner el pimentón y un poco de pimienta negra, mezclar bien. Reservar.
 
Poner agua en una cazuela con un poco de sal, cuando esté hirviendo añadir los fettuccine y cocer 7 minutos, escurrir.
 
Emplatar: Colocar una base de crema de espinacas, encima la pasta cocida, sobre ella disponer unas tiras finas de jamón serrano y echar por encima la mezcla de gambas y piñones.
 
 
Listo para comer.

SPAGHETTI A LA PUTANESCA

Es una de mis salsas favoritas para acompañar la pasta, es sabrosa, tiene muchísimas vitaminas aportadas por el tomate, las alcaparras y la albahaca fresca, por no decir el aporte dietético de la aceituna: fibra, vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes perfectamente se puede servir como plato único porque además contiene un alto nivel de hidratos de carbono y proteína de calidad que nos da la anchoa.

El nombre se originó en Nápoles después de la prostitución local, Pasta alla puttanesca significa “pasta en la forma en que una prostituta lo haría”. Dicen que el plato que se servía entre cada cliente.

INGREDIENTES:

500 g de spaghetti. 

Aceite de oliva virgen.

Una lata de filetes de anchoas

4 dientes de ajo.

Una lata grande de tomate triturado natural.

Orégano.

Un bote de alcaparras pequeñas.

Una lata de aceitunas negras sin hueso.

Parmesano rallado.

Albahaca fresca.

Sal y azúcar.

Una cayena (opcional)

ELABORACIÓN:

Cocer la pasta al dente con un buen puñado de sal. Según los italianos el agua para cocer pasta tiene que contener la misma cantidad de sal que el agua del mar.

Mientras preparar la salsa, poner una sartén grande a fuego medio con un buen chorro de aceite, añadir el ajo laminado, antes de que se dore poner las alcaparras enteras, las aceitunas picadas y el orégano, remover un poco y echar las anchoas partidas en trozos, dar unas vueltas y añadir el tomate y una cucharada sopera de azúcar para rectificar la acidez, en este punto poner la cayena, dejar reducir durante 15 minutos moviendo de vez en cuando. Comprobar el punto de sal y añadir si fuese necesario.

Escurrir bien la pasta, poner por encima la salsa, con las hojas de albahaca picadas y el queso parmesano rallado. Listo para comer.