Bullabesa de Bacalao.

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de noviembre nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa: Bullabesa.

Esta famosa sopa de pescado es típica de la Provenza francesa, especialmente de Marsella. Originariamente era una sopa que se hacía en el seno de las familias de los pescadores, así, las mujeres de los pescadores usaban los pescados menos apreciados en el mercado; de aquí proviene el nombre de esta famosa sopa “boullir” (hervir) y “baisse” (desecho). 

INGREDIENTES:

Dos lomos de bacalao desalados.

Una cebolla grande.

Un puerro.

Un tomate maduro.

Un diente de ajo.

50 ml de vino blanco.

Unas hebras de azafrán.

Unas hojas de perejil muy picado.

Aceite de oliva virgen extra.

Medio litro de fumet de pescado.

Pimienta blanca, pimentón picante y sal.

ELABORACIÓN:

Cortar el bacalao en dados grandes.

Pelar y picar la cebolla, el tomate y el puerro en trocitos pequeños, brunoise. 

Poner a fuego bajo una sartén con un chorro de aceite, añadir la cebolla y el puerro y pochar ligeramente, agregar el tomate y el pimentón, seguir cocinando 5 minutos moviendo de vez en cuando, echar el ajo prensado y rehogar un poco más subiendo el fuego al máximo.

Echar el vino blanco, dejar evaporar el alcohol e incorporar el fumet, bajar nuevamente el fuego y dejar hervir.

Sobre un trozo de papel de aluminio poner las hebras de azafrán y tostar un poco en el horno o encima de la vitrocerámica, añadir al preparado anterior.

Echar también el bacalao y una pizca de pimienta, tapar y dejar cocer durante 20 minutos. Un par de minutos antes de terminar la cocion poner el perejil picado.

Servir muy caliente.


Anuncios

HA LLEGADO MI AIG Y….. MAS

Si amig@s, he recibido mi primer regalo de Navidad, por fin se quien es, Gallerquina,  me ha hecho muchísima ilusión, por varias razones, la primera porque los regalos eran muy personales, un licor de café casero, que aún no he probado pero que pinta fenomenal… para este fin de semana !!!!!, unas pastas caseras que he tenido la suerte de comer hoy puedo decir que estaban realmente deliciosas, no han quedado ni las migas para acompañar el café de mañana.

Una carta preciosa en la que mi AIG se presentaba, Iria, gallega y su pareja de Mallorca, motivo por el que la cesta llevaba un popurri de productos con denominación de origen de los dos lugares. 

Un bote de mermelada artesanal de pueblo del abuelo de Iria, precioso lugar al norte de Galicia llamado Cariño.

Uno de los libros de recetas favorito de Iria “Cocina Mediterránea”. Como es bien sabido por los que me conoceis, me encantan los libros de cocina.

Y desde luego ha sabido tocar mi corazón, porque me ha enviado unas chuches para mis peques, con el nombre de cada uno de ellos en el paquetito…… Iria, mil gracias, me ha encantado y a ellos también, te aseguro que le han dado buena cuenta.

Se que lo has preparado con mucha ilusión porque eso se nota, y me alegro de haberte conocido, tienes un blog magnífico que por supuesto seguiré desde este momento.

Gracias Iria.

Hoy Bárbara, Comer de todo,  también se ha acordado de mi y me ha concedido este maravilloso premio, mil gracias bonita por este detallazo, me ha encantado recibirlo de tu mano porque no hay más que leerte para saber lo buena persona que eres y da gusto cruzarse en esta vida con personas como tú.

También me lo ha concedido Isa, Copiando recetas, nos conocemos desde hace poco, pero no he dudado ni un momento en hacerme fiel seguidora suya, tiene unas recetas estupendas y sobre todo me encanta lo sincera que es. Gracias niña lo cojo con mucho cariño.

Tendría que conceder el premio a algunos blogs, pero prefiero dároslo a todos y cada uno de los que pasáis por aquí. DE CORAZÓN, ES VUESTRO.

Aprovecho esta entrada para agradecer a Mahn Mac el lote de productos que me ha enviado, es tan fácil como abrir y comer, y si no echar un vistazo a estas tartaletas rellenas con ensaladilla de cangrejo, realmente buenas.

TOSTAS DE ANCHOA.

La primavera pasada tuve la suerte de probar este aperitivo en casa de la mamá de un compañero de colegio de mi hijo, Ascen, y me impactó tanto el contraste de sabores que lo nombré “aperitivo del verano”, no se cuantas veces lo preparé, creo que desde entonces todos los que ha pasado por mi casa lo han comido, si os queréis lucir os animo porque el éxito está asegurado.

Agradezco a Conservas Gonsal el magnífico paquete de anchoas que me ha enviado,  sin duda …. marcan la diferencia.

INGREDIENTES:

Un paquete de anchoas Gonsal.

Dos aguacates maduros.

Salsa de ali-oli

Pan tostado.

ELABORACIÓN:

Eliminar el hueso de los aguacates, pelar el fruto y partir en rodajas gruesas.

Poner una cantidad generosa de ali-oli sobre la tosta de pan, colocar unos trozos de aguacate y disponer encima la anchoa.

Listos para tomar.

ENSALADILLA

Qué cuál es el plato que me recuerda a mi niñez, aquel que estaba deseando ver sobre la mesa para saltar de un brinco a la silla, coger el tenedor y no parar hasta darle fin, el que más me gustaba y me volvía loca, esta es la cuestión que Ingrid y Alba nos plantean este mes para el reto de Film&Food, pues de verdad yo lo tengo facilísimo.

He sido una niña de más bien comer poco, como cambian las cosas por cierto!!, y deseaba que llegasen los domingos para abrir el frigorífico y ver que mi madre había preparado aquel enorme perolo de ensaladilla, me pasaba toda la mañana esperando que llegase el momento de la comida. De segundo teníamos pollo asado, mi madre lo hacía en una olla, que aún conserva porque es de las que duran toda la vida, metía el pollo, cebolla y zanahoria partida en rodajas, con un pelín de sal y en una hora tenía un plato exquisito. Mira que le habré pedido veces este recipiente, que ella ya no usa, pero no se porque extraña razón no me lo da.

Con lo golosa que soy muchos podrían haber pensado inmediatamente en un dulce, pues no, esta sencilla pero exquisita ensaladilla me encantaba y me sigue gustando mucho, aunque mis hijos no comparte este gusto, aún son pequeños, creo que algún día llegarán a apreciarla tanto como yo.

OS ACORDAIS DE LA FAMILIA TELERÍN? Esta es parte de mi niñez:  http://youtu.be/7JeB8yWV_gA

INGREDIENTES:

4 patatas.

2 zanahorias.

3 huevos.

2 latas de bonito en aceite.

Una lata de aceitunas con hueso.

Una lata de pimiento morrón.

Para la salsa mayonesa:

Un huevo.

Una pizca de sal.

Unas gotas de limón.

Aceite de oliva virgen.

ELABORACIÓN:

Hacer la mayonesa, poner en un recipiente hondo el huevo, la sal y el limón, añadir 200 ml de aceite y con la batidora pegada al fondo batir hasta ligar la salsa, si hacéis esto nunca se cortará. Guardar en el frigorífico.

En una cazuela llena de agua cocer las patatas y las zanahorias, en otra más pequeña cocer los huevos. Pelar todo, reservar.

Partir en trozos el pimiento morrón.

Disponer todos los ingredientes en un bol, las patatas partidas en cuadrados no demasiado pequeños, la zanahoria en rodajas y los huevos en 4 trozos. El resto de ingredientes escurridos.

Regar con la mayonesa y mezclar todo bien.

Guardar en la nevera hasta el momento de consumir.

A la mesa, a disfrutar.

PAELLA DE VERDURAS

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de julio nos invita a preparar un clásico de la cocina española, la Paella.

Origen:

La paella surge en las zonas rurales de Valencia, entre los siglos XV y XVI, por la necesidad de campesinos y pastores de una comida fácil de transportar, ya que era la comida de la tarde, además era cocinada con los ingredientes que tuvieran a mano como los caracoles o  simplemente, con ingredientes que tuvieran.

Así, en su origen, los ingredientes de la paella eran las aves, el conejo de campo, las verduras frescas al alcance, arroz, azafrán y aceite de oliva, que se mezclaban con el agua y se cocinaban a fuego lento, con un fuego efectuado con leñas de rama de naranjo, las cuales le otorgaban un sabor y un aroma característicos.

No existen documentos históricos que señalen exactamente el origen de la paella marinera, pero sí que es la alternativa costera a la paella campesina, hecha a base de sepia, calamares, cigalas, langosta, almeja, o cloxina (variación mediterránea del mejillón, pero más pequeña, fina y sabrosa). Y nada de paellas mixtas. La paella mixta es un invento posterior que ha logrado imponerse en casi todas las mesas.

Aunque estas paellas místicas parten de la pura ilógica ¿Qué iba a hacer un campesino del interior con una langosta en la mano o un pescador con un  conejo bien limpio y bien dispuesto para cocinar?. Cuando lo que se necesitaba era una comida nutritiva que pudiera transportarse a lomos de un animal de carga.

INGREDIENTES:

350 g de arroz de grano redondo.

Un pimiento rojo.

Un pimiento verde.

100 g de judías verdes.

150 g de guisantes. Yo los utilizo congelados.

Una zanahoria.

Un calabacín.

Un tomate grande.

Una cebolla pequeña.

Dos dientes de ajo.

Una cucharadita de pimentón dulce.

150 g de mejillones sin concha.

150 g de gamba pelada.

150 g de anillas de calamar.

 Un litro de fumet de pescado. Ver receta AQUI.

50 ml de aceite de oliva virgen.

Unas hebras de azafrán.

sal.

ELABORACIÓN:
Lavar los mejillones, las gambas y los calamares, cortar estos últimos en trozos pequeños.

Preparar las verduras, lavar bien, pelar  y cortar en trozos pequeños, rallar el tomate, machacar los ajos con un pellizco de sal, descongelar los guisantes.

Poner el aceite en una paella a fuego medio y rehogar la cebolla hasta que esté transparente, añadir el tomate, dar unas vueltas y poner el resto de las verduras, saltear durante 10 minutos.

Echar el pimentón, mezclar bien con las verduras y añadir las gambas los mejillones y los calamares, rehogar 5 minutos.

Agregar el arroz y mantener en el fuego otros 5 minutos sin dejar de mover.

En el mortero con los ajos machacados echar el azafrán y diluir con un poco de agua, incorporar al preparado anterior.

En este punto echar el caldo caliente, rectificar de sal si fuese necesario y cocer durante 20 minutos o hasta que el arroz esté en su punto.

Dejar reposar 5 minutos antes de servir.

Lista para comer.

LA EMPANADA DE TOÑI

Llevo tiempo viendo el concurso de Angie, lo celebra porque ha llegado al millón de visitas y ya tiene más de mil seguidores, decirme si no es para darse una vueltecita por su cocina.

El caso es que no me decidía, porque mi pregunta era: y que receta preparo que a mi gente le guste mucho, mucho, que no haya publicado, porque quería que fuese exclusiva para el concurso, un plato que llevase tiempo haciendo??? Y por fin se me ha encendido la luz, mi empanada,  la preparo desde…  ni me acuerdo, y siempre con los mismos ingredientes, sin variar ni uno, el éxito es rotundo, a todo el que la prueba le encanta, y el caso es que yo les doy la receta, pero no la hacen, esperan a la siguiente comilona para tomarla y siempre dicen la misma frase es la “EMPANADA DE TOÑI”, en fin Angie, que aquí estoy, espero que te guste.

INGREDIENTES:

2 huevos cocidos. (10 minutos desde que el agua empieza a hervir).

4 pimientos italianos.

Una lata de pimiento morrón.

2 cebollas medianas.

3 latas de bonito del norte en aceite de oliva.

300 g de tomate frito casero.

Aceite de oliva virgen.

sal.

Huevo para pintar.

Para la masa:

40 g de levadura fresca.
 
10 cucharadas de aceite de oliva virgen.
 
200 ml de agua.
 
550 g de harina de fuerza.
 
Una cucharadita de sal.
 
ELABORACIÓN:
 
Preparar la masa, para ello calentar el agua en el microondas durante 1 minuto, poner en un bol junto a la levadura y disolver moviendo enérgicamente, añadir el aceite y batir hasta integrar. Incorporar la harina y la sal, mezclar bien, sacar los ingredientes del bol y poner sobre la encimera enharinada, amasar durante un minuto y volver a colocar en el bol, tapar con paño húmedo sin que toque la masa y dejar reposar una hora. 
Poner una sartén a fuego suave con un chorro de aceite de oliva, echar los pimiento y la cebolla picados en trozos de 1 cm aproximadamente, dejar pochar hasta que la cebolla quede transparente, poner un poco de sal.
Pelar y picar los huevos, escurrir el aceite del bonito y el caldo del pimiento morrón, picar éste.
En un bol mezclar los pimientos, cebolla, los huevos, el bonito, el pimiento morrón y el tomate frito, rectificar de sal.
Dividir la masa quebrada en dos porciones, extender una de ellas sobre una bandeja de horno cubierta de papel sulfurizado, echar sobre ésta el relleno, extender la otra mitad de la masa y cubrir la empanada, cerrar los bordes y pinchar con un tenedor para que salga el vapor. Pintar con huevo batido.
Con el horno precalentado a 200º hornear durante 25 minuto, horno arriba y abajo, pasado el tiempo poner el grill 5 minutos más para terminar de dorar.
Lista para tomar.

HUEVOS ROTOS CON GULAS

El otro día LA GULA del Norte tuvo la amabilidad de enviarme un recetario con un repertorio de platos realmente sabrosos, les pregunté a mis peques cual de las recetas les apetecería que preparase para cenar y se decantaron por esta, me alegro de haberla hecho porque esta mezcla es realmente deliciosa, y fácil de hacer no, facilísimo.

INGREDIENTES:

200 g de gulas.

5 patatas medianas.

4 huevos.

4 dientes de ajo.

Aceite de oliva virgen.

Crema de vinagre balsámico de Módena.

Sal.

Guindilla (opcional).

ELABORACIÓN:

Pelar las patata y freír a fuego fuerte para que tomen color, luego bajar el fuego y dejar que se frían lentamente. Sacar sobre un papel absorvente y sazonar a gusto.

Freír los ajos laminados y agregar la guindilla troceada (opcional), cuando los ajos estén dorados añadir la gula.

Freír los huevo y poner sobre las patatas fritas.

Añadir un punto de sal y un chorrito de crema de vinagre, romperlos con una espátula de madera.

Añadir la gula sobre los huevos rotos y servi inmediatamente.

A disfrutar del plato!!!

UNO DE ANCHOAS

Os presento este bocadillo de anchoas con el que me presento al “Concurso Bocadillos” de Whole Kitchen, el pan de aceitunas negras junto con el resto de ingredientes que forman este plato es un bocado realmente delicioso al paladar que os animo a probar, la mezcla seguro que no os deja indiferentes.

Yo lo preparé en panecillos individuales, pero igual podéis hacer un pan grande y partir rebanadas rellenándolas con estos ingredientes que os propongo.

INGREDIENTES:

Para el pan de aceitunas negras:

Una cebolla morada partida en juliana.

50 ml de aceite de oliva virgen.

125 g de aceitunas negras deshuesadas picadas en trozos pequeños.

400 g de harina.

Una cucharadita de sal.

20 g de levadura fresca.

Unas ramas de perejil picado.

Una cucharadita de orégano fresco.

Para el relleno del bocadillo:

Dos anchoas.

Dos rodajas finas de tomate (yo he utilizado los de “pata negra”).

Lechuga variada.

Tres rodajas de berenjenas a la plancha.

Tres cucharadas de mayonesa.

Tres cucharadas de queso para untar.

ELABORACIÓN:

Pochar la cebolla en el aceite a fuego muy suave unos 20 minutos, reservar.

Cortar la berenjena en rodajas y poner en agua con sal para quitar el amargor de éstas. Pasados unos minutos escurrir bien y disponer sobre una bandeja de horno con un chorro de aceite de oliva y unas gotas de limón. Hornear a 220º hasta que tomen un color ligeramente tostado, unos 10 minutos por cada lado. Reservar.

Poner en un cuenco la harina, la sal, la levadura disuelta antes en un poco de agua caliente, el perejil, las aceitunas y la cebolla frita y el orégano. Poner un vaso de agua caliente.

Trabajar la mezcla, se puede añadir un poco más de agua o harina para obtener la consistencia deseada.

Echar la masa sobre una superficie enharinada, y amasar 10 minutos. Poner la bola en un recipiente y tapar, mejor colocar cerca de una fuente caliente hasta que la masa doble su volumen.

Sobre una bandeja de horno colocar papel sulfurizado, poner la masa partida en porciones formando hogazas redondas, dejar reposar nuevamente hasta que doblen el volumen.

Con un cuchillo practicar unos cortes sobre las hogazas,  con el horno precalentado a 220º hornear 30 minutos o hasta que al darles golpecitos en la base suenen a hueco.

Dejar enfriar sobre una rejilla.

Montar el bocadillo:

Partir un panecillo en dos, untar con el queso una parte y con la mayonesa la otra, poner la base en un plato y colocar encima las hojas de lechuga, sobre éstas el tomate, las rodajas de berenjena asadas, las anchoas y tapar con la otra porción de pan.

A disfrutar de cada bocado.

LASAÑA DE COLIFLOR CON ANCHOAS DEL CANTABRICO

INGREDIENTES:

Una coliflor grande.

Besamel. Ver receta aquí.

3 dientes de ajo.

Aceite de oliva virgen.

Una lata de anchoas del Cantábrico.

Un paquete de placas de lasaña precocidas.

ELABORACIÓN:

Partir la coliflor en trozos meadianos y poner a cocer unos 10 minutos en agua y sal, una vez cocida escurrir y reservar.

En una sartén poner aceite, los ajos en rodajas y sofreír, añadir la lata de anchoas y la coliflor ya cocida. Rehogar ligeramente.

Seguir las instrucciones del fabricante para preparar las placas de lasaña.

Engrasar con mantequilla una bandejas de horno y colocar una capa de placas de lasaña, cubrir con el preparado de la verdura y las anchoas, poner encima una capa fina de besamel, intercalar sucesivamente estos tres preparados terminando con una de besamel, cubrir todo con queso rallado.

Con el horno precalentado a 220º hornear durante 25 minutos, terminar gratinando 5 minutos o hasta que quede dorado.

BOQUERONES EN VINAGRE

Un aperitivo riquísimo, a quien no le gustan los boquerones en vinagre acompañados por unas patatitas fritas y unas buenas aceitunas, bueno las olivas que veis en la foto las ha curado mi madre, algún día cuando me dé el secretillo os diré como se aliñan , a ella le salen de miedo. 

Os animo, porque estos boquerones salen blanquitos y duros, y si ponéis una cerveza bien fresquita al lado no duran ni cinco minutos en la mesa.

INGREDIENTES:

1 kg de boquerones medianos.

250 ml de vinagre de vino blanco.

150 ml de agua.

150 ml de aceite de oliva virgen.

Una cucharada sopera de sal.

2 dientes de ajo.

Unas ramitas de perejil fresco.

ELABORACIÓN:

Pedir al pescadero que os limpie los boquerones, si lo tenéis que hacer en casa hay que eliminar la cabeza, la tripa y la espina central y lateral, separando los boquerones en dos lomos perfectamente limpios.

Lavar en agua muy fría hasta eliminar todas las impurezas

Congelar durante al menos dos días, para prevenir el anisakis.

Pasado este tiempo descongelar y disponer los boquerones en un bol cubiertos con una mezcla del vinagre, el agua y la sal, el hecho de rebajar el vinagre con agua es para evitar que el pescado quede cocido demasiado rápido con el ácido, de esta manera conseguirás que queden duros y blancos. Dejar el pescado macerando durante 4 horas.

Pasado este tiempo escurrir los boquerones y disponerlos nuevamente en el bol cubiertos de aceite de oliva, ajo muy picado y perejil.

Esperar 3 horas  y ….. ya se pueden comer.