BAKED ALASKA

WHOLE KITCHEN en su propuesta dulce para el mes de julio nos invita a preparar: BAKED ALASKA.

A pesar de que el nombre se lo dieron en 1867, hay muchas dudas sobre el origen real de este postre. Hay versiones que indican que se originó en China, otros opinan que fue en Estados Unidos y otros que fue Francia donde se creó este magnífico plato helado.

La versión estadounidense indica que durante la presidencia de Thomas Jefferson, en 1802, se sirvió un helado envuelto en una masa caliente que fue el precursor del Alaska.

En 1804, Benjamin Thompson Rumford, también experimento con las claras de huevo y en su investigación, llegó a un plato que denominó Tortilla sorpresa, en el que el helado también iba envuelto en merengue y horneado, aquí se demostró la capacidad aislante de las claras de huevo.

También los franceses han querido hacerse “dueños” de esta receta y aseguran que fue Balzac quien lo introdujo en el páis gracias a un chef chino que le enseñó a preparar un helado envuelto en hojaldre crujiente que poco a poco fue derivando en la envoltura de merengue.

En 1895 el Chef del Hotel París de Montecarlo, bautizó al Baked Alaska como Omelette a la norvegienne, lo que hizo que este postre se hiciera popular en Europa.

Todo esto lleva a pensar que se hizo popular gracias al restaurante Delmonico’s pero que llevaba muchos años presentándolo como postre de grandes banquetes, ya que no fue hasta 1896, que no apareció por primera vez en un libro de gastronomía, fue en The Original Fannie Farmer.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

Para la  plancha de bizcocho Genovés de chocolate: 

80 g de harina tamizada.

120 gr de azúcar.

4 huevos medianos.

Una pizca de sal.

40 g de cacao en polvo valor.

Helado de turrón, ver receta AQUÍ

500 ml de nata para montar.

3 claras de huevo.

Unas gotas de limón.

25 g de azúcar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Preparar el bizcocho: 

Batir los huevos con el azúcar, añadir la sal, echar la harina poco a poco cuando esté todo bien integrado añadir el cacao y mezclar con movimientos envolventes.

Engrasar con spray una lámina de papel de horno y poner sobre una bandeja de horno, verter la mezcla y con el horno precalentado a 170º hornear unos 25 minutos.

Dejar reposar unos 10 minutos y desmoldar, reservar.

En un recipiente hondo poner la claras y las gotas de limón y montar a punto de nieve, un poco antes de terminar de montar añadir el azúcar, reservar.

Montar la nata, reservar.

Con ayuda de un cortapastas, cortar el bizcocho en pociones, con el mismo molde limpio cortar el helado.

Disponer una capa de bizcocho, una de nata otra de bizcocho, una de helado, bizcocho, nata, bizcocho, meter en el congelador al menos una hora.

Pasado el tiempo cubrir cada pieza con las claras montadas y con ayuda de un soplete quemar la superficie, servir inmediatamente.

Listo para disfrutar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ALFAJORES CON HELADO DE DULCE DE LECHE ARGENTINO

Un alfajor es una golosina tradicional de muchos países de Iberoamérica, principalmente de Argentina.

Otros países con tradición de  alfajores  son Perú, Uruguay,  Chile  y España.

Este dulce está compuesto por dos galletas unidas en el  centro  por un relleno dulce: dulce de leche, dulce de frutas, chocolate, mousse, etc… y bañadas parcialmente con coco rallado.

También las encontramos cubiertas de chocolate o glaseadas. 

INGREDIENTES:

Ingredientes secos:

100 g de harina.

150 g de fécula de maíz.

Media cucharadita de bicarbonato.

Una pizca de sal.

100 g de mantequilla.

2 yemas de huevo.

75 g de azúcar.

Unas gotas de esencia de vainilla.

Una cucharadita de brandy.

Ralladura de limón.

Helado de dulce de leche Argentino de AcaramHelados.

Coco rallado.

ELABORACIÓN:

Tamizar los ingredientes secos, reservar.

Poner en un bol la mantequilla y el azúcar, batir manualmente hasta conseguir una consistencia cremosa, añadir las yemas, la esencia, el brandy y la ralladura.

Agregar los ingredientes secos y trabajar hasta conseguir una mezcla un tanto arenosa, guardar en el frigorífico un par de horas.

Pasado el tiempo sacar la masa, extender con ayuda de un rodillo hasta un grosor de un cm., con ayuda de un cortapastas formar porciones y colocar sobre un recipiente apto para microondas cubierto con papel sulfurizado, hacer un par de minutos en el microondas a potencia media, dejar enfriar.

Sobre una porción colocar una poco de helado de dulce de leche Argentino de AcaramHelados, poner una tapa y espolvorear con coco rallado.

Listo para disfrutar.

CREMA DE PEPINO CON HELADO DE MENTA Y CHOCOLATE

Por sus propiedades depurativas, el pepino es utilizado en dietas adelgazantes, contiene un 95% de agua y un escaso valor calórico, ayuda a desintoxicar el organismo, depura la sangre y elimina el ácido úrico . Constituye un gran reparador de la mucosa intestinal.

Es utilizado además como un remedio eficaz contra los problemas de la piel tales como dermatitis, acné y quemaduras provocadas por una larga exposición al sol,  para ello basta con triturar la pulpa de este fruto y colocarla directamente sobre la zona afectada.

También se pueden aprovechar sus propiedades para elaborar cosméticos naturales que nos ayudan a reducir las arrugas, secar la piel grasa y rebajar las ojeras.

INGREDIENTES:

Helado de menta con chocolate de Acaramhelados.

Para la crema:

3 yogures griego sin azúcar.

100 g de crema agria. 

2 pepinos pelados.

Un ajo.

Sal.

ELABORACIÓN:

Batir hasta conseguir una textura suave todos los ingredientes de la crema.

Si no se dispone de crema agria se puede hacer batiendo 100 g de nata, un chorro de zumo de limón, un pellizco de sal y pimienta blanca.

Esta crema agria también se puede sustituir por queso fresco batido y un par de cebolletas en vinagre, triturar y listo.

Una vez preparada la crema de pepino echar en vasos y servir con una bolita de helado de menta y chocolate de AcaramHelados, servir inmediatamente.

Listo para disfrutar, como entrante es ideal.

TRIFLE DE BIZCOCHO DE CACAO CON HELADO DE STRACCIATELLA Y MANDARINA CONFITADA.

Como no hay dos sin tres aquí os traigo otra con chocolate, ya lo sé, la operación bikini está en marcha y yo no paro de sumar calorías al menú, pero esta no podía dejar de enseñárosla, es una mezcla fantástica de sabores, utilizando una de las variedades de helado que ya todos conocéis de AcaramHelados he querido preparar este postre ideal para la temporada que nos acompaña. Prometo que la próxima receta será salada, me estoy poniendo muy empalagosa con tanto dulce…..

INGREDIENTES:

Un par de bolas de helado de stracciatella de AcaramHelados.

Para el bizcocho:

200 g de harina todo uso.

200 g de cacao, yo Nesquik.

150 g de azúcar.

150 g de mantequilla en pomada.

150 ml de leche.

4 huevos.

4 cucharaditas de levadura.

50 g de pepitas de chocolate.

Para las mandarinas:

Dos mandarinas con cáscara partidas en láminas.

250 g de azucar.

250 ml de agua.

ELABORACIÓN:

Preparar las mandarinas confitadas, para ello poner a fuego lento los ingredientes en un cazo y dejar cocer durante 30 minutos, reservar.

Desacer la mantequilla en el microondas, reservar.

Elaborar el bizcocho, Mezclar la harina con el cacao y la levadura,  en otro bol batir los huevos, añadir el azucar y trabajar unos minutos, añadir la leche volver a mezclar y poner la mantequilla, una vez conseguida una textura homogénea agregar los ingredientes secos mezclados anteriormente y las pepitas de chocolate, remover.

Engrasar un molde de silicona y echar la mezcla. Con el horno precalentado a 170º hornear durante una hora. 

Una vez frío delmoldar el bizcocho y partir en cuadrados.

Poner en una copa una capa de bizcocho, una bola de helado de AcaramHelados y unos trozos de mandarina, volver a repetir la operación.

Listo para disfrutar.

TORTITA DE BACALAO CON SORBETE DE SIDRA

La sidra es una bebida alcohólica de baja graduación, se elabora con el zumo fermentado de la manzana. Hay que diferenciar la sidra natural de la sidra gasificada. En general, mientras en el norte de España se consume mayoritariamente la primera, en el resto el mundo se acostumbra a consumir sidra supergasificada.

En cuanto a su degustación tanto la sidra asturiana desde hace décadas como la vasca desde época reciente debe ser escanciada, tirada desde lo alto para que “rompa” al caer en el vaso, y consumida en el acto y no debe servirse cada vez más de lo que se pueda beber en un trago.

El sabor de la sidra natural varía en función de la calidad de la manzana del año anterior, la cantidad de sol que haya recibido, etc., pero en general se puede decir que la sidra natural tiende a ser una bebida fresca, con bastante aguja y ácida. La sidra asturiana es más equilibrada que la vasca gracias a los avances durante décadas en su elaboración mientras que la vasca es algo más ácida.

Popularmente la sidra natural siempre se ha relacionado con un acto social festivo. En toda la geografía española y, en especial en Asturias, Guipúzcoa y noroeste de Navarra, existen sidrerías donde se puede disfrutar junto con la sidra de otras delicias gastronómicas propias de cada región.

En el País Vasco las sidrerías o sagardotegia como allí se denominan suelen estar ubicadas en viejos caseríos que conservan todo su encanto, en estos lugares es típico degustar unos buenos tragos de sidra acompañados de tortilla de bacalao o un buen chuletón de buey troceado.

INGREDIENTES:

Sorbete de sidra de AcaramHelados.

100 g de bacalao fresco limpio.

Unas ramitas de cebollino fresco.

100 g de harina.

125 ml de leche entera.

Un huevo.

Un pellizco de azúcar.

Una cucharadita de levadura.

Dos cucharadas de aceite de oliva.

ELABORACIÓN:

Poner a fuego fuerte una sartén con unas gotas de aceite y preparar el bacalao a la plancha, dejar enfriar.

Separar las yemas de las claras y montar éstas a punto de nieve, reservar.

Batir manualmente las yemas con la leche y el aceite, reservar.

En un recipiente mezclar los ingredientes secos, harina, levadura, sal y azúcar añadir el preparado anterior y trabajar hasta integrar todos los ingredientes, agregar las claras y mezclar de manera envolvente. Echar el bacalao y el cebollino picado finamente.

Poner a fuego medio una sartén antiadherente y cuando esté caliente echar un cucharón de la mezcla, dejar un par de minutos y dar la vuelta, realizar el mismo proceso hasta finalizar con el preparado.

Disponer una tortita de bacalao en un plato, encima media bola de sorbete de sidra AcaramHelados, le aportará un toque suave y fresco, tapar con otra tortita, servir inmediatamente.

Listo para disfrutar.

ARROZ CON LECHE Y HELADO DE AVELLANA PIAMONTESA

El Piamonte es una región noroccidental de Italia cuya capital es  Turín. El nombre de Piamonte procede del latín, significa a los pies de las montañas y es que esta bella extensión esta rodeada por sus tres lados por los Alpes Occidentales.

Los mejores vinos del noroeste de Italia se elaboran en el Piamonte.

La avellana es un ingrediente muy utilizado entre los pasteleros turineses para elaborar tanto helados y turrones como para hacer su famosa gianduja que es un bombón de chocolate que contiene un alto porcentaje de este fruto.

INGREDIENTES:

Helado de avellana piamontesa de AcaramHelados.

200 g de arroz redondo.

Un litro de leche entera.

125 g de azúcar.

50 g de mantequilla.

Unas ramas de canela.

Cáscara de un limón.

Canela en polvo.

ELABORACIÓN:

En una cacerola echar el arroz y cubrir con agua, cocer a fuego moderado hasta que no quede nada de agua, poner el arroz en un colador y lavar con agua fría, escurrir.

En otro recipiente poner el arroz, la mitad de la leche, la canela en rama y la cáscara de limón, mantener a fuego lento hasta que comienza a hervir, sin parar de remover, cuando vaya menguando la leche, ir añadiendo el resto poco a poco, una vez que el arroz esté cocido retirar la canela y la cáscara y  agregar el azúcar y la mantequilla, continuar moviendo unos minutos, debe quedar cremoso pero no muy espeso porque el arroz continuará absorviendo líquido de manera que cuando se enfríe tendrá la consistencia deseada.

En una copa poner una capa de arroz con leche, espolvorear ligeramente con canela en polvo, disponer encima helado de avellana piamontesa de Acaramhelados y nuevamente arroz con leche.

Listo para disfrutar.

MOUSSE DE CAVA CON SORBETE DE FRAMBUESAS

“El cava es el único vino que conozca capaz de volver más bella a una mujer después de haberlo bebido”, afirmó Jeanne-Antoinette Poisson, marquesa de Pompadour, por su matrimonio Madame Le Normant d’Étiolles y conocida como Madame de Pompadour , fue una muy famosa cortesana francesa, una de las amantes más célebres del rey Luis XV, además de una de las principales promotoras de la cultura durante el reinado de dicho rey. 

Este delicioso vino espumoso es la base de la mousse que hoy os presento, acompañada de uno de los magníficos sorbetes de Acaramhelados. La acidez del helado de frambuesas frescas contrasta a la perfección con el toque agri-dulce que le aporta la mousse.

INGREDIENTES:

Sorbete de frambuesas  frescas de AcaramHelados.

250 g de cava.

75 g de azúcar.

Zumo de medio limón.

3 yemas de huevo.

4 hojas de gelatina.

400 g de nata para montar.

ELABORACIÓN:

Hidratar en agua muy fría las hojas de gelatina, unos 5 minutos.

Batir la nata hasta que esté semi montada, reservar en el frigorífico.

Poner en un cazo el cava, el zumo de limón, el azúcar y las yemas, calentar a fuego muy lento sin que llegue a hervir removiendo con varillas, cuando comience a espesar apartar del fuego y añadir la gelatina bien escurrida, seguir removiendo con las varillas hasta que la gelatina este disuelta por completo.

Cuando la crema esté casi fría incorporar la nata semi montada y mezclar con movimientos envolventes.

Disponer en copas o recipientes y dejar reposar en el frigorífico al menos 4 horas.

En el momento de servir colocar una bola de sorbete de frambuesas frescas encima de la mousse. Servir inmediatamente.

Listo para disfrutar.

BANANA CAKE CON HELADO DE YOGURT, NUECES Y MIEL.

Banana cake o pan de plátano es una especie de bizcocho considerado todo un clásico en la repostería Norteamericana.

El pan de banana es un “pan rápido” (quick bread), su elaboración ha de ser tal que su masa debe quedar húmeda para adquirir un bizcocho de calidad, para ello será necesario entre otros ingredientes unos plátanos con un grado de maduración muy alto.

Hoy lo acompaño de un estupendo helado de yogurt con miel y nueces de AcaramHelados, una combinación perfecta para elaborar un postre completo y absolutamente delicioso. 

INGREDIENTES:

Helado de yogurt con miel y nueces de AcaramHelados.

200 g harina.

Una cucharadita de bicarbonato.

Una pizca de sal.

125 g de mantequilla en pomada.

125 g azúcar.

Una cucharadita de esencia de vainilla.

2 huevos medianos a temperatura ambiente.

2 plátanos muy, muy, muy maduros.

125 g de creme fraiche.

50 g de nueces muy picadas.

ELABORACIÓN:

Tamizar la harina, el bicarbonato y la sal, reservar.

Mezclar la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una textura cremosa.

Echar los huevos y continuar batiendo a mano enérgicamente.

Incorporar la esencia de vainilla.

Triturar los plátanos hasta conseguir un puré y añadir a la mezcla anterior. Incorporar la mitad de la harina, y seguir mezclando, añadir la creme fraiche y las nueces, continuar trabajando e incorporar el resto de la harina el bicarbonato y la sal y volver a mezclar hasta conseguir una textura homogénea.

Echar sobre un molde previamente engrasado.

Con el horno precalentado a 170º hornear durante 35/40 minutos, comprobar a los 35 minutos la cocción, para ello pinchar con un palillo, si sale limpio estará listo, si no dejar otros 5 minutos.

Dejar templar media hora y pasado el tiempo desmoldar y enfriar sobre una rejilla. Con ayuda de un molde cortar porciones y disponer sobre un plato acompañado de una bola dehelado de yogurt con miel y nueces de AcaramHelados, adornar con un hilo de miel.

Listo para tomar.

MEMBRILLO CON HELADO DE QUESO IDIAZÁBAL Y ARENA DE NUEZ.

Principal ingrediente de la receta que hoy nos ocupa, el helado de queso Idiazábal, elaborado por la empresa artesana de helados Acaramelados, como tales su principal activo es la figura del maestro heladero Osvaldo Balestrino, de origen italo-argentino, cuenta con más de 30 años de experiencia elaborando helados en forma artesanal en un país, Argentina, donde la tradición heladera convierte a cada uno de sus habitantes en auténticos expertos del helado.

Ha sido creador y responsable de producto de la cadena GIANGROSSI desde su comienzo hasta la incorporación a Acaramelados donde conserva la misma ilusión con la que comenzó en el mundo del helado.

Él directamente es el responsable de la selección de las materias primas con las que elaborará sus helados, tarea que lleva a cabo personalmente y que constituye la base fundamental para la obtención del producto deseado. Igualmente mima al detalle la elaboración para obtener un producto saludable, noble, suave y de excelente cremosidad, utilizando materias primas naturales sin grasas hidrogenadas ni derivados industriales y sin inyección forzada de aire.

Sus creaciones han sido disfrutadas por miles de paladares exigentes en Argentina, México y España destacando su increíble dulce de leche elaborado en distintas variedades, el famoso yogurt griego o el sabayón italiano entre otros sabores tales como helado de queso Cabrales a la sidra, de Pedro Ximénez, de Foie, de queso de Idiazábal, etc.

El principal objetivo de Acarmelados es elaborar helados viéndolo como un alimento en vez de hacerlo como una golosina industrial y tratando de darle el lugar que merece en la mesa al mismo nivel que el del resto de platos y siempre contemplándolo como un alimento sano por sus ingredientes.

En el País Vasco, principalmente en Gipuzkoa, hay un postre muy típico que se suele servir en la sidrerías: El queso de Idiazábal con membrillo y nueces, hoy vamos a reconstruir este postre.

INGREDIENTES:

Una bola de helado de queso Idiazábal de Acaramelados.

Para el dulce de membrillo:

1/2 kg de membrillos.

200 g de azúcar.

Para la arena de nuez:

250 g azúcar.

250 g de nueces trituradas.

150 g de harina.

Un pellizco de sal.

180 g de mantequilla.

ELABORACIÓN:

Limpiar los membrillos con un paño. Poner a cocer la fruta a fuego suave en un cazo con agua durante media hora. Una vez cocidos, dejarlos enfriar, secar las piezas y quitar la piel, con ayuda de un rallador, obtener una pulpa fina.

En una cazuela, echar el azúcar y un chorrito de agua,  mezclar bien hasta tener un jarabe y poner a fuego suave, removiendo sin parar, añadir poco a poco el membrillo.

Cuando empiece a espesar retirar del fuego y echar en un molde, dejar enfriar al menos 24 horas.

Preparar la arena de nuez, para ello deshacer la mantequilla, reservar.

Mezclar todos los ingredientes secos y añadir la mantequilla.

Disponer la mezcla bien extendida sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y con el horno precalentado a 150º hornear durante 20 minutos. Dejar enfriar.

Emplatar: Disponer una bola de helado de queso Idiazábal de Acaramelados sobre un plato, con ayuda de un sacabolas obtener porciones y colocar alrededor del helado, servir con un poco de arena de nuez.

Listo para disfrutar.

HELADO DE TURRÓN CON CARAMELO, CARAMELO

Con esta receta quiero participar en el concurso que Tito desde su blog La cocina sin complicaciones, organiza por su primer aniversario. Que no conocéis el blog? imposible, si creo que es uno de los mas famosos de la blogosfera.

Haciendo honor a su nombre os presento una receta super fácil de hacer y muy apropiada para el tiempo que nos acompaña. El ingrediente principal: las sobras de turrón de las navidades y el toque divertido, este caramelo hecho con caramelos de colores, he tenido que hacer varias pruebas, por lo que me he cargado la reserva de chuches de mis hijos, pero sus muelas me lo agradecerán.

INGREDIENTES:

Una tableta de turrón de Jijona.

Medio litro de nata líquida para montar.

Cuatro yemas de huevo.

3 cucharadas soperas de miel.

Caramelos de colores.

Agua.

ELABORACIÓN:

Poner en el vaso de la Thermomix la nata, las yemas y la miel, programar 7 minutos, 90º, vel. 4.

Pasado el tiempo añadir el turrón partido en trozos y dar unos golpes de turbo. Yo he dejado que la textura sea con trocitos pequeños.

Poner en un recipiente y guardar en el frigorífico un par de horas, luego pasar al congelador hasta la hora de servir. La miel hace que el helado no critalice, pero si esto os pasara basta con batirlo un poco antes de servir.

Para hacer el caramelo poner un chorrito de agua en un cazo a fuego medio y añadir un puñado de caramelos, mover sin parar y cuando los caramelos se hayan desecho con una cuchara ir haciendo hilos sobre un papel sulfurizado, creando como una especie de montaña. Colocar encima de las bolas de helado.

Listo para disfrutar.