CANAPES DE MEMBRILLO Y MOUSSE DE QUESO DE CABRA

  • El membrillo, en cuanto a su composición, no destaca por su gran contenido de calorías, ya que no es precisamente un fruto con mucho aporte de azúcar. Sí tiene un excelente nivel de potasio (ideal para calambres, sistema nervioso, etc.) y, en menor medida, calcio.

  • De todas formas, la principal propiedad de los membrillos viene de la mano de su alto contenido de fibra, sobre todo pectina y mucílagos, además de taninos. Esto lo transforma en astringente y en un excelente digestivo.

  • Los membrillos tienen un alto contenido de ácido málico, que es muy bueno para eliminar el ácido úrico.

  • Por su parte, suele ser muy empleado para combatir diarreas, suavizar el aparato digestivo e incluso estimular el buen funcionamiento hepático.

Estos canapes fáciles de preparar son el entrante ideal para estas fiestas, yo he utilizado mousse de queso de cabra, pero cualquiera de las otras dos exquisitas variedades de mousse de queso que nos proporciona Conservas Artesanas Rosara son perfectamente válidas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

Pan de molde sin corteza.

Dulce de membrillo, receta AQUI.

Mousse de queso de cabra de Conservas Artesanas Rosara.

Almendras fileteadas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Cortar cada rebanada de pan en cuatro trozos con ayuda de un molde. Untar con dulce de membrillo. Con ayuda de un sacabolas extraer del bote de mousse porciones y colocar encima del membrillo, adornar con almendras fileteadas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Listos para disfrutar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

RAVIOLI RELLENO DE JAMÓN Y QUESO CON MERMELADA DE HIGOS

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de septiembre nos invita a preparar un clásico italiano “Pasta Rellena”

Aprovecho la entrada para participar en el concurso de las chicas de Los Frutos Sabrosos, que este mes nos proponen utilizar como ingrediente la mermelada de higos.

La pasta rellena está presente en toda Italia, pero sin duda, es la región del Valle del Po donde se originaron las más conocidas como los agnolotti en el Piamonte, los tortelli di zucca en Mantua o los tortellini de prosciutto de Emilia, aunque ciertamente es fácil encontrar las mismas especialidades con diferentes nombres en diferentes regiones.
Las pastas rellenas más pequeñas proceden de Ferrara y se rellenan con pavo, las rellenas de calabaza se llaman cappellacci, los ravioli de Módena se rellenan con carne asada, en Liguria los panzoti se rellenan con hierbas silvestres…
A pesar de que hablamos de una masa bastante básica, encontramos diferencias a lo largo del país transalpino, en Emilia-Romaña, la pasta se prepara con muchos huevos y harina, pero sin aceite ni sal; en el Piamonte se usan 8 huevos por kilo de harina fina de trigo; en el sur de Italia se hace con sémola de trigo duro y agua; y estas son sólo algunas de las diferencias más llamativas, realmente cada casa tiene su propia receta.

En las pastas con relleno existen numerosos tipos además de los mencionados, algunos de los cuales son:  Ravioli, con forma de paquetito cuadrado;  Tortellini, con forma de rollito anudado dentro del cual se incluye un relleno de carne, queso parmesano u otros ingredientes; Tortelloni, son similares a los tortellini pero más grande y rellenos con requesón y espinaca; Panzerotti, rellenos con queso, jamón y otros ingredientes y con forma de media luna; Cappelletti, son una pasta rellena en forma de pequeño sombrero ; Agnolotti, raviolis con borde redondeado.

INGREDIENTES:

para la pasta fresca:

200 g de harina tamizada.

2 huevos medianos.

para el relleno:

100 g de jamón serranos picado finamente.

queso de cabra partido en daditos.

para  cubrir:

mermelada de higos. Receta aquí.

arena de jamón. Meter entre papel absorbente de cocina unas lonchas finas de jamón serrano un par de minutos, dejar enfriar y triturar.

ELABORACIÓN:

Sobre una encimera o mesa poner la harina y formar un volcán, añadir los huevos y mezclar con las manos, deben quedar ambos ingredientes totalmente integrados. Envolver con papel film y guardar en el frigorífico una hora.

Espolvorear la mesa con harina y trabajar la masa, debe ser elástica, por lo que cuesta un poco dejarla lo suficientemente fina, añadir harina para conseguir el resultado deseado, partir a la mitad y colocar sobre una de ellas montoncitos de jamón y queso con una distancia suficiente para poder cortar los ravioli, colocar la otra mitad encima y cortar los ravioli, dejar secar al menos 2 horas.

Cocer en abundante agua salada, durante 7 minutos, el agua debe estar hirviendo antes de añadir los ravioli. Escurrir, disponer sobre el plato de servir y regar con una poco de mermelada de higos, espolvorear con arena de sal.

Listos para tomar.

STICKY TOFFEE PUDDING

Este mes las chicas de Film&Food nos han planteado un reto muy divertido, se trataba de adivinar mediante unas fotos el plato que debíamos preparar, cuando vi el color de la salsa que lo acompañaba enseguida pensé que se trataba de toffee, y manos a la obra me puse a investigar en internet porque no sabía cual era el bizcocho que lo acompañaba, pues bien era un sticky toffee pudding es un postre de origen británico que se elabora con dátiles. La idea consiste en elaborar un jugoso bizcocho de dátiles y después bañarlo en abundante salsa toffee. Se trata de un postre especialmente dulce, que suele servirse templado y acompañado con nata montada o helado de vainilla.

INGREDIENTES:

100 g de dátiles.

80 ml de agua templada.

Una cucharadita de bicarbonato.

80 g de mantequilla en pomada.

140 g de azúcar moreno.

180 g de harina.

2 huevos.

para la salsa toffee:

50 ml de agua.

200 g de azúcar.

200 ml de nata líquida.

100 g de mantequilla.

Una pizca de sal.

ELABORACIÓN:

Preparar la salsa toffee para ello poner a fuego medio en una sarté antiadherente el agua y el azúcar, remover continuamente hasta obtener un caramelo oscuro, añadir la nata, cuidado en este punto porque salta bastante, retirar del fuego y mezclar, echar la mantequilla y remover, reservar.

Preparar el pudding para ello en un recipiente echar los dátidos partidos, el agua templada y el bicarbonato, dejar reposar 10 minutos.

En otro recipiente mezclar muy bien el azúcar con la mantequilla hasta blanquear, añadir los huevos y seguir batiendo manualmente, añadir la mezcla de los dátiles reservada, batir nuevamente e incorporar la harina, remover hasta conseguir una masa homogénea que no debe ser demasiado espesa. 

Echar esta mezcla en un molde previamente cubierto con papel sulfurizado, con el horno precalentado a 180º hornear durante 35 minutos. Dejar templar, desmoldar y bañar con la salsa de toffe.

Servir con helado de vainilla y listo para disfrutar.

Aprovecho esta entrada para dar la gracias a Isa que desde su blog, Copiando recetas me ha dedicado este precioso premio, gracias por acordarte de mi, ya sabes que lo recibo con el mismo cariño que me lo entregas. 

BROCHETAS CON MERMELADA DE AJETE Y PREMIO.

Habéis probado alguna vez la mermelada de ajete? Pues yo tampoco hasta que ANNA Quiality Products me envió este lote de productos de lo más original, son artesanos y buena parte de ellos están distinguidos con sello ECOLÓGICO, productos concebidos y destinados a satisfacer las inquietudes de los paladares más exigentes.

He utilizado esta mermelada como acompañamiento de un pincho ideal para una cena rápida o un exquisito aperitivo ya que el sabor de este preparado le da un toque muy especial.

INGREDIENTES: 

Un calabacín.

Tomates cherry.

Cebolletas en vinagre.

Salchicha de pollo fresca.

Mermelada de ajete ANNA.

Aceite de oliva virgen extra.

Sal, pimienta y perejil picado.

ELABORACIÓN:

Pelar el calabacín, partir a la mitad y con un sacabolas extraer porciones redondas, reservar.

Partir la salchicha en trozos, reservar.

Escurrir las cebolletas.

Lavar bien los tomatitos.

Montar las brochetas, alternar las verduras con la salchicha y salpimentar.

Poner a fuego fuerte una parrilla con un chorro de aceite, asar las brochetas y salsear con un poco de mermelada de ajete, servir calientes.

Aprovecho esta entrada para agradecer un premio muy bonito que me ha concedido Lídia desde su blog Va de teca, muchísimas gracias por acordarte de mi Lídia.

Se lo tendría que conceder a otros blogs, pero a estas alturas conozco a tantos que lo merecen que prefiero regalárselo a todo el que pase por aquí. De todo corazón….. ES VUESTRO!!!!

VOL AU VENT DE RULO DE CABRA Y MERMELADA DE HIGOS Y RESULTADO DEL SORTEO.

Hoy os propongo un aperitivo realmente bueno, la combinación de sabores es ideal y el contraste dulce, salado unido a la mezcla de texturas hacen de este bocado una delicia para el paladar.

INGREDIENTES:

Una plancha de hojaldre.

Huevo para pintar.

200 g  de rulo de cabra.

100 ml de nata líquida.

Mermelada de higos.

Tiras de jamón serrano Espuña.

ELABORACIÓN:

Cortar el hojaldre para formar los vol au vent, pintar con huevo y con el horno precalentado a 200º hornear durante 15 minutos. Dejar enfriar.

Batir el queso de cabra con la nata hasta conseguir una textura cremosa.

Rellenar los vol au vent con una cucharada de crema de queso, cubrir con un poco de mermelada de higos y disponer encima unas tiras de jamón serrano Espuña.

Listo para disfrutar.

Quiero aprovechar esta publicación para agradecer a Espuña el lote de producto que me ha enviado, jamón serrano en distintos formatos de presentación y unos paquetes de tiras y tacos de jamón y chorizo para facilitarnos un poco el trabajo, buenísimos.

Ante todo quería daros las gracias a tod@s por vuestra participación, me encantaría dar un premio a cada uno de vosotros, y lo digo de verdad, porque realmente sois los que me seguís día a día y eso para mi es muy gratificante. Como esto no es posible!!!! pues he procedido al sorteo y ya tenemos ganador.

^

^

^

^

^

^

^

^

El número 26,  http://comosiempremadreando.blogspot.com/ Enhorabuena Esther, me pondré en contacto contigo para enviarte los regalitos.

Gracias de nuevo a tod@s.

MERMELADA DE HIGOS FRESCOS

En plena temporada de esta fruta tan rica es el momento de comprar cantidad y hacer mermelada para todo el año, está buenísima y no sólo se puede utilizar en tostadas para el desayuno o la merienda, es el perfecto acompañamiento para carnes de cerdo y pollo.

INGREDIENTES:

Un kilo de higos pelados.

Un limón entero sin piel ni pepitas.

100 g de azúcar moreno.

Una cucharadita de canela.

Una cucharadita de nuéz moscada.

Un trocito de jengibre fresco rallado.

ELABORACIÓN:

Poner en el vaso de la Thermomix todos los ingredientes y programar  35 minutos 100º velocidad 1.

Cuando finalice dar un par de golpes de turbo.

Lista para disfrutar.

SOLOMILLO DE CERDO CON PATATAS A LA GRIEGA Y MERMELADA DE HIGOS.

En esta ocasión Film&Food nos propone cocinar una receta griega. Pero lo mejor del reto, porque esto no se podía quedar asíla receta deberá
incluir un ingrediente secreto.
Este ingrediente lo tenemos que descubrir dentro de una historia mitológica sobre un Dios griego, el  Dios del vino, Dionisio.
Historia de Dionisio
Según cuenta la mitología griega la madre de Dionisio fue una mujer llamada Sémele, hija del rey Cadmo de Tebas, y su padre Zeus, el rey de los dioses.
La esposa de Zeus, Hera, una diosa celosa, descubrió la aventura de su marido con Sémele.
Con el aspecto de una anciana, Hera se ganó la amistad de Sémele, quien le confió que Zeus era el auténtico padre de su hijo. Hera fingió no creerlo, y sembró las semillas de la duda en la mente de Sémele; curiosa, pidió a Zeus que se revelara en toda su gloria como prueba de su divinidad. Aunque Zeus le rogó que no le pidiese eso, ella insistió y él terminó accediendo. Entonces Zeus se presentó ante ella con sus truenos, relámpagos y rayos, y Sémele pereció carbonizada pues ninguna humana podía sobrevivir a la visión de un Dios en toda su gloria. Zeus logró rescatar a Dioniso plantándolo en su muslo. Diez meses después, Dioniso nació del muslo de Zeus.
Zeus tomó al infante Dioniso y lo puso bajo la tutela de las ninfas de la lluvia de Nisa, que le criaron en su infancia y niñez. Cuando Dioniso creció, descubrió la cultura del vino y la forma de extraer su precioso jugo; y luego las propiedades de su zumo fermentado.
Considerado Dios de la vid, el vino y el delirio místico, Dionisio cuenta con varios símbolos, entre ellos la vid, la hiedra, el toro, la serpiente el pino o el “del árbol del fruto que
tenemos que adivinar”.
Se dice también que en las noches, cuando resuenan las flautas rituales del dios, la madera de pino de Dionisio arde como una antorcha. En el extremo del tirso de las ménades refulgía su piña.
Lo mismo que la hiedra o la vid, el pino entrega sus mejores frutos en regiones acaloradas por el fuego de los volcanes.
Dioniso representa, asimismo al árbol que da el fruto misterioso. Fruto rojizo cuya condición jugosa la vinculaba con los dulces placeres de la carne.
INGREDIENTES:
Un solomillo de cerdo.
50 ml de aceite de oliva extra.
Zumo de dos limones.
50 ml de brandy.
Una cucharadita de pimentón ahumado.
Sal y pimienta.
100 g de miel.
Una cucharada sopera de crema de vinagre de Módena.
Para las patatas:
4 patatas grandes.
Una cucharadita de curry.
50 g de mantequilla.
Una cebolleta.
3 tomates secos.
100 g de aceitunas verdes.
Un huevo.
Sal y pimienta.
50 g de harina.
Para la mermelada de higos:
500 g de higos secos.
250 g de azúcar moreno.
El zumo de medio limón.

ELABORACIÓN:

Lo primero preparar la mermelada, yo ya la tenía hecha y envasada al vacío. La preparé en la Thermomix.

Poner los higos con el zumo de limón en el vaso de la Thermomix y trocear durante 10 segundos a velocidad  6.

Añadir el azúcar y programar 30 minutos, 100º, velocidad 2. 

El solomillo de cerdo hay que dejarlo macerar una noche en la mezcla de aceite, zumo de limón, brandy, pimentón, sal y pimienta.

Tapado con papel de aluminio y con el horno precalentado a 220º hornear durante 20 minutos, dar la vuelta y dejar otros 20 minutos más. Dejar enfriar y cortar en medallones no demasiado gruesos.

Añadir a la salsa la miel y la crema de vinagre, dejar reducir a fuego lento durante 30 minutos. Utilizar para salsear el plato.

Por último preparar las patatas, pelar y cortar en gajos gordos, echar en una cazuela con agua fría, sal y el curry. Cocinar 20 minutos o hasta que las patatas estén bien cocidas. Escurrir y reducir a puré, añadir la mantequilla y la cebolleta partida en trocitos muy pequeños, los tomate y las aceitunas finamente picadas, amasar todo bien y añadir el huevo batido, una cucharadita de sal, pimienta y la harina. Mezclar todo muy bien.

Hacer albóndigas gordas y aplastar hasta formar tortas de 1 cm. aproximadamente.

Engrasar una placa de horno y disponer encima. Con el horno precalentado a 200º hornear durante 10 minutos, o hasta que queden doradas.

Emplatar con un poco de cada preparación y a disfrutar!!!!

Pastel de zanahoria con naranja y helado de requesón.

Me ha costado mucho, muchísimo decidir la receta para este concurso tan especial, primero porque la gastronomía Asturiana es tan variada y exquisita que es difícil decantarse por un plato en concreto y segundo porque ya conocéis mi debilidad por Isabel, ella fue la primera persona de la blogosfera que me ayudó, y desde que conocí su blog, Aliter Dulcia, aprendí que además de cocinar, publicar y decírselo a mis amigas para que lo viesen al día siguiente, también podía ampliar el circulo y visitar otros blogs para así adquirir nuevos conocimientos y compartir esta afición. Y lo más importante conocer a todas esas personas que están detrás de cada blog, gente maravillosa que cada día nos hacen partícipes de sus vidas. Gracias Isabel.

Esta receta pertenece a Pedro Martino, miembro de la nueva generación de cocineros Asturianos, con restaurante en las afueras de Oviedo, L´alezna. Por supuesto la he adaptado a mis posibilidades, pero el resultado ha sido fantástico.

 

INGREDIENTES:

Para el pastel:

250 g de zanahoria rallada.

100 ml de agua y 100 g de azúcar para el almíbar.

3 huevos.

100 g de azúcar.

15 g de maicena.

200 g de zumo de zanahoria.

100 g de almendra molida.

Para el helado:

250 g de requesón.

325 ml de agua.

90 g de azúcar.

3 cucharas soperas de zumo de limón.

Una yema de huevo.

Una hoja de gelatina.

Una cucharada de bicarbonato.

Pimienta de colores recién molida.

Para la compota de naranja:

4 naranjas.

250 g de azúcar.

2 hojas de gelatina.

ELABORACIÓN:

Poner un cazo a fuego lento con el agua y el azúcar del almíbar y cuando empiece a hervir añadir la zanahoria y dejar cocer durante 15 minutos. Escurrir y reservar.

Separar las yemas de las claras y montar estas últimas a punto de nieve.

En un bol poner las yemas con el azúcar y batir enérgicamente, añadir el zumo, la maicena y las almendras molidas, mezclar todos lo ingredientes. Incorporar la zanahoria y las claras de huevo, envolver la mezcla con cuidado para que coja aire.

Poner el preparado en un molde de silicona engrasado. Con el horno precalentado a 190º, hornear durante 15  minutos.

Una vez horneado dejar enfriar sobre una rejilla, después cortar en lonchas finas, Reservar.

Preparar la compota, para ello pelar las naranjas sin arrastrar la parte blanca, cortar la piel en juliana, coger los gajos de una de las naranjas, el resto exprimir. Poner en un cazo a fuego muy lento el zumo, las pieles y el azúcar, dejar reducir a la mitad, en este punto añadir los gajos muy picaditos, cocer otros 5 minutos, añadir la gelatina previamente hidratada, remover bien y dejar enfriar.

Hacer el helado, poner un cazo a fuego bajo el agua, el zumo de limón con el azúcar y el requesón, remover bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y añadir la yema, seguir moviendo e incorporar la gelatina previamente hidratada, retirar del fuego y pasados 5 minutos echar la cucharada de bicarbonato, remover bien e introducir en el congelador al menos 6 horas.

Emplatar al gusto y listo para disfrutar.