MUFFINS DE SOBRASADA Y QUESO DE CABRA

El origen de los muffins se encuentra en Inglaterra, concretamente en Londres, donde existen referencias en recetarios a partir de 1703.

Su nombre deriva de la palabra original moofin, cuyo origen puede deberse a una adaptación de la palabra francesa moufflet (pan suave). El pastel se consumía preferiblemente en desayunos o como tentenpié y se incluyeron varios sabores como fruta seca o fresca, especias y chocolate.

A partir de la década de 1950, se comenzaron a comercializar distintos paquetes de muffins, tanto en Inglaterra como en Estados Unidos, en distintas cafeterías, pastelerías y tiendas de alimentación.

Los muffins son preparados principalmente a base de harina de trigo, huevo, aceite vegetal, leche de vaca, polvos de hornear, esencia (siendo la más usual la vainilla) y azúcar. Admite muchas variantes incluyendo en sus ingredientes adicionales tanto trozos salados como dulces.

 

Fuente de la receta Nina´s Kitchen.

INGREDIENTES:

125 g de huevo.

100 g de azúcar.

60 ml de leche entera.

220 ml de aceite de oliva.

210 g de harina.

5 g de levadura química tipo Royal.

5 g de sal.

Sobrasada ibérica en trocitos.

Queso de cabra en trocitos.

ELABORACIÓN:

Batir los huevos con el azúcar, añadir la leche sin dejar de batir, incorporar el aceite poco a poco.   Tamizar la harina, la levadura y la sal.   Añadir a la mezcla anterior y continuar batiendo despacio hasta conseguir una masa homogénea. Tapar la masa con un paño o papel film y dejarla reposar en la nevera durante una hora como mínimo. Pasado el tiempo remover la mezcla enérgicamente.

Llenar los moldes para magdalenas hasta la mitad de su capacidad, poner unos trozos de sobrasada y de queso y terminar de llenar los moldes. Si no os gusta la sobrasada sustituir por trocitos de tomate seco.

Con el horno precalentado a 210º, hornear durante 15  minutos.

Listos para tomar.

GRACIAS MAHESO!!!

La neverita azul de Maheso esta vez ha venido cargada de productos ideales para preparar un rico aperitivo. OLYMPUS DIGITAL CAMERANuggets de pollo, se preparan al horno o al microondas en sólo unos minutos.

Una novedad, Mozzarella fingers, barritas de queso con un ligero toque de orégano, también las puedes preparar en el horno y evitar aceites y humos.OLYMPUS DIGITAL CAMERA Pop Nuggets, deliciosas palomitas de pollo crujientes, ideales como aperitivo y pica-pica, nuevo formato más cómodo.

Y otra novedad Mediterranean Pop, palomitas de pollo con verduras, al horno y listas en unos minutos.OLYMPUS DIGITAL CAMERATambién en nuevo formato los Fingers de pollo, envueltos en un crujiente rebozado fáciles y rápidos de preparar.OLYMPUS DIGITAL CAMERAY por último las Croquetas  de jamón ibérico Receta Maestra, elaboradas con una selección de ingredientes de gran calidad y un alto contenido de los mismos para garantizar el pleno disfrute de un sabor selecto.

MILHOJAS DE TIRAMISU

Esta vez el reto me ha resultado fácil porque el hojaldre ya lo he preparado en otras ocasiones, de hecho siempre que tengo tiempo lo hago yo misma porque no tiene nada que ver con el que se comercializa.

Mi versión de la receta que este mes nos propone Tía Alia es una imitación del tiramisú original, uno de los postres italianos por excelencia, sustituyendo el bizcocho por el hojaldre, espero que os guste.

Mil-hijas-baja[1]

MILHOJAS DE TIRAMISU

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

Una plancha de hojaldre, ver receta pinchando AQUÍ.

Para la crema de café:

200 ml de nata para montar.

2 cucharadas soperas de azúcar glass.

Dos sobres de café soluble (normal o descafeinado).

Para la crema de queso:

250 g de queso mascarpone muy frío.

50 g de azúcar glass.

200 ml de nata para montar muy fría.

Resto de ingredientes:

Cacao puro en polvo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Preparar el hojaldre y cortar en porciones de la forma que más os guste con ayuda de un cortapastas, colocar sobre una bandeja cubierta con papel sulfurizado y con el horno precalentado a 200º hornear durante 15 minutos, reservar.

Preparar la crema de café, para ello mezclar el azúcar y el café y reservar; montar la nata y añadir la mezcla anterior con cuidado de que la nata no baje, guardar en el frigorífico.

Preparar la crema de queso, con ayuda de las varillas puestas en la batidora, batir el queso para suavizarlo y añadir el azúcar, agregar la nata y montar hasta conseguir una consistencia firme.

Coger una porción de hojaldre y partir por la mitad para rellenar, coger la base y poner crema de café, colocar la tapa del hojaldre y encima poner crema de queso, espolvorear con el cacao. Repetir la operación hasta terminar con los ingredientes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Listo para disfrutar!!!!!

Logo-reto-baja-1[1]

CHEESECAKE JAPONES

Hace tiempo que ando detrás de la receta de una tarta de queso que se parezca a las que venden en los centros comerciales, en casa es la que mas gusta, y justo echando un vistazo a uno de mis blogs favoritos me topo con ella, Juana tenía la receta y sólo con ver la foto me di cuenta de que era la tarta que andaba buscando, la adapté para prepararla con la thermomix y ajuste los tiempos de horno. A mano también se puede hacer, sólo hay que utilizar unas varillas para mezclar los ingredientes y trabajarlos mucho para conseguir el mismo resultado.

Todo un éxito!!!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES: 

250 g de queso cremoso.

3 huevo.

50 ml de leche entera.

80 g de azúcar.

30 g de maicena.

Zumo de medio limón.

Una cucharada de levadura química.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Con el horno precalentado a 170º introducir un recipiente con agua, suficientemente grande para que en su interior podamos poner el molde del pastel.

Separa las yemas de las claras y montar estas ultimas con un pellizco de sal, antes de que monten del todo añadir 30 g de azúcar y terminar de montar hasta conseguir un merengue firme, reservar.

Poner en el vaso de la thermomix el queso y la leche, sin tiempo y sin temperatura activar la maquina a velocidad 3 1/2, pasado un minuto incorporar 50 g de azúcar y las yemas, dejar batir un poco más y agregar la maicena, la levadura y el zumo de limón y dejar que todos los ingredientes se integren, no deben quedar grumos.

Quitar el vaso de la thermomix y añadir las claras montadas, con ayuda de una espátula y girando manualmente las cuchillas mezclar ambas preparaciones. Echar sobre un molde cubierto de papel sulfurizado.

Introducir el molde dentro del que contiene el agua, debe estar hirviendo, cocer al baño maría durante 30 minutos. Subir la temperatura a 200º y cocer otros 5 minutos. Apagar el horno y dejar dentro otros 10 minutos.

Sacar del horno y despegar del papel de horno.

Dejar enfriar, mi consejo es dejarlo en el frigorífico una noche entera, al día siguiente está mucho más rico!!!!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Listo para disfrutar.

CANAPES DE MEMBRILLO Y MOUSSE DE QUESO DE CABRA

  • El membrillo, en cuanto a su composición, no destaca por su gran contenido de calorías, ya que no es precisamente un fruto con mucho aporte de azúcar. Sí tiene un excelente nivel de potasio (ideal para calambres, sistema nervioso, etc.) y, en menor medida, calcio.

  • De todas formas, la principal propiedad de los membrillos viene de la mano de su alto contenido de fibra, sobre todo pectina y mucílagos, además de taninos. Esto lo transforma en astringente y en un excelente digestivo.

  • Los membrillos tienen un alto contenido de ácido málico, que es muy bueno para eliminar el ácido úrico.

  • Por su parte, suele ser muy empleado para combatir diarreas, suavizar el aparato digestivo e incluso estimular el buen funcionamiento hepático.

Estos canapes fáciles de preparar son el entrante ideal para estas fiestas, yo he utilizado mousse de queso de cabra, pero cualquiera de las otras dos exquisitas variedades de mousse de queso que nos proporciona Conservas Artesanas Rosara son perfectamente válidas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

Pan de molde sin corteza.

Dulce de membrillo, receta AQUI.

Mousse de queso de cabra de Conservas Artesanas Rosara.

Almendras fileteadas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Cortar cada rebanada de pan en cuatro trozos con ayuda de un molde. Untar con dulce de membrillo. Con ayuda de un sacabolas extraer del bote de mousse porciones y colocar encima del membrillo, adornar con almendras fileteadas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Listos para disfrutar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

TARTA DE QUESO EN MICROONDAS (de Adri)

El pastel de queso es uno de los postres más comunes del mundo y, quizás, uno de los más antiguos que utilizan lácteos, diferentes de la leche. El primer registro que hace mención al pastel de queso viene desde los antiguos Juegos Olímpicos griegos. Marcus Porcius Cato (o Cato “el viejo”) escribió la receta para su preparación en uno de sus tantos libros de cocina Romana, llamados “De Agricultura”.

“Pastel de queso” se utiliza también para describir el cremoso sabor a queso de la tarta. Dentro de este marco, existen yogurt, helados, sorbetes, brownies y galletas con sabor a pastel de queso.

La ciudad de Nueva York es vista como fuente de excelentes pasteles de queso. “Junior’s”, en Brooklyn, es el lugar por tradición para disfrutar de un buen pastel de queso estilo Nueva York.

Hoy os presento una tarta de queso que nada tiene que ver con la mencionada anteriormente, pero que para lo fácil y rápido que se elabora podemos decir que tiene un resultado espectacular.

Se puede acompañar de mermelada de fresa, de moras, de limón…., en casa nos gusta sin este añadido para saborear bien el ingrediente principal.

INGREDIENTES:

300 g de queso cremoso.

500 ml de nata líquida.

100 ml de leche entera.

120 g de azúcar.

2 sobres de cuajada.

Para la base:

200 g de mantequilla y 20 galletas.

50 g de caramelo líquido.

ELABORACIÓN:

Triturar las galletas y la mantequilla, colocar la mezcla sobre un recipiente, desmontable, aplastar con el reverso de una cuchara, echar el caramelo líquido por encima, reservar.

Poner en una recipiente apto para microondas todos los ingredientes de la tarta y batir durante un par de minutos, meter en el microondas durante 10 minutos a 750w. Sacar con cuidado y mezclar con una cuchara, echar sobre el molde que contiene las galletas y el caramelo, dejar enfriar y meter en el frigorífico durante 4 ó 5 horas. 

Pasar un cuchillo por el borde y desmoldar.

Listo para disfrutar.

Nuevamente quiero dar las gracias a Maheso por sus magnífico productos, nos hace mucho más fácil la vuelta al cole, el fin de las vacaciones y el regreso a la rutina, como no siempre disponemos de tiempo para elaborar nuestras comidas favoritas, Maheso pone a nuestra disposición una gran variedad de platos precocinados, ricos y sanos, os animo a que los probéis.

También podéis haceros seguidores de Maheso en facebook, y conseguir vales descuento para vuestras próximas comprar.

RAVIOLI RELLENO DE JAMÓN Y QUESO CON MERMELADA DE HIGOS

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de septiembre nos invita a preparar un clásico italiano “Pasta Rellena”

Aprovecho la entrada para participar en el concurso de las chicas de Los Frutos Sabrosos, que este mes nos proponen utilizar como ingrediente la mermelada de higos.

La pasta rellena está presente en toda Italia, pero sin duda, es la región del Valle del Po donde se originaron las más conocidas como los agnolotti en el Piamonte, los tortelli di zucca en Mantua o los tortellini de prosciutto de Emilia, aunque ciertamente es fácil encontrar las mismas especialidades con diferentes nombres en diferentes regiones.
Las pastas rellenas más pequeñas proceden de Ferrara y se rellenan con pavo, las rellenas de calabaza se llaman cappellacci, los ravioli de Módena se rellenan con carne asada, en Liguria los panzoti se rellenan con hierbas silvestres…
A pesar de que hablamos de una masa bastante básica, encontramos diferencias a lo largo del país transalpino, en Emilia-Romaña, la pasta se prepara con muchos huevos y harina, pero sin aceite ni sal; en el Piamonte se usan 8 huevos por kilo de harina fina de trigo; en el sur de Italia se hace con sémola de trigo duro y agua; y estas son sólo algunas de las diferencias más llamativas, realmente cada casa tiene su propia receta.

En las pastas con relleno existen numerosos tipos además de los mencionados, algunos de los cuales son:  Ravioli, con forma de paquetito cuadrado;  Tortellini, con forma de rollito anudado dentro del cual se incluye un relleno de carne, queso parmesano u otros ingredientes; Tortelloni, son similares a los tortellini pero más grande y rellenos con requesón y espinaca; Panzerotti, rellenos con queso, jamón y otros ingredientes y con forma de media luna; Cappelletti, son una pasta rellena en forma de pequeño sombrero ; Agnolotti, raviolis con borde redondeado.

INGREDIENTES:

para la pasta fresca:

200 g de harina tamizada.

2 huevos medianos.

para el relleno:

100 g de jamón serranos picado finamente.

queso de cabra partido en daditos.

para  cubrir:

mermelada de higos. Receta aquí.

arena de jamón. Meter entre papel absorbente de cocina unas lonchas finas de jamón serrano un par de minutos, dejar enfriar y triturar.

ELABORACIÓN:

Sobre una encimera o mesa poner la harina y formar un volcán, añadir los huevos y mezclar con las manos, deben quedar ambos ingredientes totalmente integrados. Envolver con papel film y guardar en el frigorífico una hora.

Espolvorear la mesa con harina y trabajar la masa, debe ser elástica, por lo que cuesta un poco dejarla lo suficientemente fina, añadir harina para conseguir el resultado deseado, partir a la mitad y colocar sobre una de ellas montoncitos de jamón y queso con una distancia suficiente para poder cortar los ravioli, colocar la otra mitad encima y cortar los ravioli, dejar secar al menos 2 horas.

Cocer en abundante agua salada, durante 7 minutos, el agua debe estar hirviendo antes de añadir los ravioli. Escurrir, disponer sobre el plato de servir y regar con una poco de mermelada de higos, espolvorear con arena de sal.

Listos para tomar.

CHARLOTA

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Junio nos invita a preparar un clásico francés “Charlota”

La charlotté es un postre típico francés que tuvo su origen en los Entremets ingleses a finales del siglo XVIII como homenaje a la esposa del rey Jorge III, Carlota de Inglaterra. Se inspiraba en preparaciones dulces inglesas y estaba hecha con una espesa mermelada de frutas aromatizada con limón y canela, y se vertía en un molde redondo, de bordes ligeramente acampanados, tapizado de rebanadas de pan de molde untadas con mantequilla. El conjunto se cocía en el horno, se desmoldaba y se servía tibio, con una crema inglesa fría. El ejemplo clásico es la charlotte de manzanas.

La invención de la charlotte a la rusa se debe a Carême y consiste en un dulce helado, sin cocción, compuesto de una preparación de bavarois a la vainilla o de una mousse vertida en un molde de charlotte tapizado de bizcochos a la cuchara, casi siempre empapados en licor o en café. Carême bautizó esta preparación con el nombre de “charlotte a la parisiense”, pero cambió de denominación en el Segundo imperio, durante el cual estaban muy de moda los platos “a la rusa”.

El bavarois se hace con crema inglesa o puré de fruta cuajado con gelatina, al que se añade crema batida. A la Charlotte rusa se le pueden añadir diversas capas de frutas frescas: albaricoques, fresas, melocotones, piña o frambuesas, maceradas en kirsch o marrasquino. Se coloca en la nevera y se sirve después de algunas horas de refrigeración.

La charlota admite muchísimas variantes ya que podemos elaborarla tanto de frutas, chocolate, café, incluso hay muchas versiones de tiramisú con esta preparación, así que son muchas las opciones que tenemos a la hora de elegir ingredientes para preparar la nuestra.

Yo en esta ocasión me he decantado por una charlota de dos chocolates, ideal para los más golosos.

INGREDIENTES:

Ingredientes para el negro:

Para la base media docena de bizcochos de soletilla.

1 tableta de chocolate negro 64%.

100 g de almendras molidas.

1 sobre de flan de 4 raciones.

500 ml de nata líquida para montar.

Ingredientes para el blanco:

250 g de chocolate blanco.

400 ml de nata líquida para montar.

250 ml de leche.
 
2 sobres de cuajada.
 
Una tarrina de queso de untar natural.
 
25 g de azúcar.
 
Azúcar glass para adornar. 
 
Una docena de bizcochos de soletilla.
 
ELABORACIÓN:
 
Con los ingredientes del chocolate negro: Poner a fuego muy lento la nata, añadir el chocolate troceado y mover sin parar hasta que este completamente desecho, echar las almendras molidas y el sobre de flan, Seguir moviendo unos 8 minutos.

Verter la mezcla sobre la base de bizcochos dispuestos sobre el molde elegido, mejor uno desmoldable al que le habremos colocado además alrededor una fila de bizcochos de soletilla  partidos por la mitad. Dejar templar a temperatura ambiente, después meter en el frigorífico al menos una hora. Reservar.

Mientras preparar la mezcla con los ingredientes del chocolate blanco: Poner a fuego bajo en un cazo la leche y la nata, añadir el chocolate troceado y mover continuamente hasta que el chocolate esté disuelto, en este punto echar el queso, la cuajada y por último el azúcar. Remover durante 7 minutos sin que llegue a hervir.

Volcar la mezcla sobre la base reservada en el frigorífico, dejar enfriar a temperatura ambiente y después guardar en la nevera.

Para desmoldar sólo habrá que quitar el aro del molde con cuidado. Espolvorear con azúcar glass. Guardar en la nevera hasta el momento de servir.

Listo para disfrutar.

HOJALDRE CON MANZANA Y QUESO CAMEMBERT

Hace poco una amiga me dijo: He visto una receta en Directo al paladar que debe estar buenísima, dicho y hecho Rocío, aquí está y tenías razón frías o caliente estas empanadillas de hojaldre están deliciosas.

INGREDIENTES:

Una plancha de hojaldre, para los más valientes receta aquí.

Manzana reineta.

Queso Camembert.

Pimienta negra.

Huevo batido y azúcar moreno.

ELABORACIÓN:

Cortar el hojaldre con un molde de la forma deseada, reservar.

Cortar el queso en porciones, espolvorear con pimienta negra recién molida, reservar.

Pelar, descorazonar y partir en rodajas la manzana. Colocar sobre una bandeja cubierta de papel sulfurizado la mitad de los hojaldres, disponer una rodaja de manzana y encima unos trozos de queso y sobre éstos otra rodaja de manzana, mojar los bordes del hojaldre con agua y cerrar con otra porción, pintar con huevo y espolvorear con azúcar moreno. Repetir la operación hasta terminar con el hojaldre.

Con el horno precalentado a 190º hornear durante 10 minutos, o hasta que veamos que las empanadillas toman color.

Listas para disfrutar.

 

ARANCINI

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de abril nos invita a preparar un plato clásico de la cocina siciliana: Arancini

En su masa, se usa el azafrán, esto le da un color anaranjado a la preparación, este color naranja (arancia en italiano) es el origen del nombre de este delicioso aperitivo.

Los arancini se pueden encontrar de muchos rellenos: carne, guisantes, mozzarella, pistachos, champiñones, berenjenas… Es un plato típico casero que es emblema de la cocina siciliana.

INGREDIENTES:

350 g de arroz bomba.

1 litro de caldo de pollo.

Unas hebras de azafrán.

Media cebolla partida en trozo pequeños.

50 g de mantequilla.

3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

50 ml de vino blanco.

75 g de queso parmesano rallado.

sal.

1 yema de huevo.

100 g de jamón serrano picado.

100 g mozzarella.

Pan rallado, harina y un huevo batido, para rebozar.

Aceite para freír.

ELABORACIÓN:

Calentar el caldo de pollo, reservar.

Prepara el risoto, Poner en una cacerola el aceite y rehogar la cebolla a fuego suave, cuando esté transparente añadir el vino blanco y dejar evaporar el alcohol, echar el arroz y las hebras de azafrán y rehogar ligeramente, en este punto añadir la mitad del caldo, remover continuamente hasta que se vaya consumiendo el líquido, ir agregando poco a poco y no parar de mover, una vez terminado el caldo echar el queso parmesano y la mantequilla y dar unas vueltas, debe quedar una consistencia melosa, rectificar el punto de sal y añadir la yema batida, mezclar y dejar reposar.

Formar bolas con el arroz del tamaño de una mandarina, en el centro colocar un poco de jamón y un trozo de mozarella, cerrar la bola, pasar por harina, sacudir el exceso, por huevo y finalmente rebozar con el pan rallado. Freír en abundante aceite caliente.

Servir caliente o templado.

Listo para tomar.

PANINI CON UN TOQUE PICANTE

Ayer fue sábado y para cenar nos apetecía algo informal, sobre todo a los peques que este tipo de preparaciones les encanta, claro que a ellos el toque picante no se lo puse, pero si te atreves te animo a que te hagas uno de estos panini, seguro que te sorprenden.

INGREDIENTES:

Pan baguette envasado al vacío. 

Tomates maduros.

Una bola de queso mozzarella.

Sal de chili.

Orégano seco.

Queso para gratinar.

Jamón serrano España partido en tiras.

Aceite de oliva virgen extra.

ELABORACIÓN:

La sal de chili se puede preparar y una vez seca se guarda en un frasco hermético, sirve para aderezar cualquier plato al que queramos dar un toque picante.

Para elaborar esta sal aromatizada poner en la Thermomix o en un molinillo 6 chilis sin la parte verde, si con las pepitas, y 200 g de sal, triturar con unos golpes de turbo dejando algunos pedacitos, el resto quedará en polvo, poner bien extendida sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y hornear a 100º unos minutos, no demasiado porque se quemaría, dejar que se enfríe.

Partir por la mitad las baguettes y rociar con un hilo de aceite de oliva, disponer el queso partido en pedazos grandes, echar un poco de orégano, encima el tomate y las tiras de jamón, espolvorear con un poco de queso para gratinar y sal de chili.

Con el horno precalentado a 200º hornear durante 12 minutos.

Listo para tomar.

Agradezco los productos que España me ha enviado, muy ricos.