DELICIAS DE QUESO FRESCO

Como cada mes las chicas de Film&food nos proponen algo divertido, basadas en la película Bon Appétit y en una escena que aparece  al principio, cuando el protagonista va a cenar a casa de Hanna. Una vez allí, Daniel se dirige a hacer la cena y para su sorpresa descubre que la nevera y armarios de la cocina están prácticamente vacíos. Sólo logra encontrar dos huevos, unos 100 gramos de tallarines secos, media naranja, un poco de harina y eso sí, mucho vino.
Daniel asume el reto y se las ingenia para cocinar algo con esos ingredientes porque como en la vida: <<… hay que organizarse con los ingredientes que te tocan>>
Ingrid y Alba nos limitan los recursos y deciden darnos unos poquitos ingredientes para crear un plato.
Básicos de una cocina normal: sal, azúcar, harina, agua, aceite/mantequilla.
La nevera hoy tiene: media sandía, un melocotón, 300 gr de queso fresco, un poco de leche, 1 pechuga de pollo, 1 huevo
y media lechuga iceberg.
El armario tiene: 3 patatas, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 250 gr de macarrones secos.
Para mi receta yo he utilizado los siguientes: Harina, huevo, mantequilla, aceite, azúcar, sal, melocotón y queso fresco. Y he optado por un aperitivo dulce.
INGREDIENTES:

Para la masa:

2 tazas de harina.

120 g de mantequilla.

3 cucharadas de aceite de oliva virgen.

Un pellizco de sal.

Una cucharadita de azúcar.

Agua fía.

Resto de ingredientes:

Un melocotón.

100 g de azúcar. 

Un huevo para pintar.

100 g de queso fresco.

ELABORACIÓN:

Preparar la masa, para ello mezclar todos los ingredientes de ésta en un bol y amasar hasta que queden bien integrados, envolver en papel film y dejar reposar en la nevera una hora.

Poner el melocotón sin pelar, pero bien lavado y sin hueso, en el vaso de la Thermomix, programar 6 segundos a velocidad 6, añadir el azúcar y programar 15 min. temp. varoma, velocidad 1. Dejar enfriar y disponer en una jarrita.

Extender la masa con ayuda de un rodillo y cortar círculos pequeños. Rellenar con trozos de queso fresco y cerrar, pintar con el huevo batido cada bocadito.

Con el horno precalentado a 170º hornear durante 15 minutos.

Disponer las delicias de queso en una fuente y regar con el preparado de melocotón.

Listo para tomar, no sabría decir si me gustan más fríos o calientes, juzgar vosotros mismos.

Esta masa de empanadillas está muy rica, se puede utilizar para hacer preparaciones dulces o saladas, su textura es asombrosa.

LA EMPANADA DE TOÑI

Llevo tiempo viendo el concurso de Angie, lo celebra porque ha llegado al millón de visitas y ya tiene más de mil seguidores, decirme si no es para darse una vueltecita por su cocina.

El caso es que no me decidía, porque mi pregunta era: y que receta preparo que a mi gente le guste mucho, mucho, que no haya publicado, porque quería que fuese exclusiva para el concurso, un plato que llevase tiempo haciendo??? Y por fin se me ha encendido la luz, mi empanada,  la preparo desde…  ni me acuerdo, y siempre con los mismos ingredientes, sin variar ni uno, el éxito es rotundo, a todo el que la prueba le encanta, y el caso es que yo les doy la receta, pero no la hacen, esperan a la siguiente comilona para tomarla y siempre dicen la misma frase es la “EMPANADA DE TOÑI”, en fin Angie, que aquí estoy, espero que te guste.

INGREDIENTES:

2 huevos cocidos. (10 minutos desde que el agua empieza a hervir).

4 pimientos italianos.

Una lata de pimiento morrón.

2 cebollas medianas.

3 latas de bonito del norte en aceite de oliva.

300 g de tomate frito casero.

Aceite de oliva virgen.

sal.

Huevo para pintar.

Para la masa:

40 g de levadura fresca.
 
10 cucharadas de aceite de oliva virgen.
 
200 ml de agua.
 
550 g de harina de fuerza.
 
Una cucharadita de sal.
 
ELABORACIÓN:
 
Preparar la masa, para ello calentar el agua en el microondas durante 1 minuto, poner en un bol junto a la levadura y disolver moviendo enérgicamente, añadir el aceite y batir hasta integrar. Incorporar la harina y la sal, mezclar bien, sacar los ingredientes del bol y poner sobre la encimera enharinada, amasar durante un minuto y volver a colocar en el bol, tapar con paño húmedo sin que toque la masa y dejar reposar una hora. 
Poner una sartén a fuego suave con un chorro de aceite de oliva, echar los pimiento y la cebolla picados en trozos de 1 cm aproximadamente, dejar pochar hasta que la cebolla quede transparente, poner un poco de sal.
Pelar y picar los huevos, escurrir el aceite del bonito y el caldo del pimiento morrón, picar éste.
En un bol mezclar los pimientos, cebolla, los huevos, el bonito, el pimiento morrón y el tomate frito, rectificar de sal.
Dividir la masa quebrada en dos porciones, extender una de ellas sobre una bandeja de horno cubierta de papel sulfurizado, echar sobre ésta el relleno, extender la otra mitad de la masa y cubrir la empanada, cerrar los bordes y pinchar con un tenedor para que salga el vapor. Pintar con huevo batido.
Con el horno precalentado a 200º hornear durante 25 minuto, horno arriba y abajo, pasado el tiempo poner el grill 5 minutos más para terminar de dorar.
Lista para tomar.

EMPANADILLAS DE BONITO

Os parecerá un poco tonto que os de una receta de empanadillas, pero estas son tan fáciles de hacer y están tan buenas que os lo tengo que contar porque además son muy socorridas y económicas y para unas prisas vienen muy bien y como se preparan sin aceite son sanísimas.

INGREDIENTES:

Un paquete de obleas de empanadillas del tamaño grande.

200 g de tomate frito.

2 huevos cocidos.

Una lata de bonito en aceite.

50 g de cebolla frita.

 

ELABORACIÓN:

Preparar en un bol lo que será el relleno de las empanadillas, mezclando el tomate frito, los huevos cocidos partidos en trozos pequeños, la cebolla y una vez escurrido el aceite del bonito añadir este a la mezcla;  remover un poco para que se integren todos los ingredientes y reservar.

Extender la masa de las empanadillas sobre una encimera y poner una cucharada sopera del relleno encima de cada oblea, una vez repartido el relleno, humedecer con agua los bordes de las empanadillas y doblar por la mitad, sellar con un tenedor alrededor.

Con el horno precalentado a 200º, sobre una rejilla cubierta con papel sulfurizado disponer las empanadillas y hornear unos 10 minutos o hasta que estén doradas.

Listas para comer.