Spaghetti al limón.

Los alimentos ricos en hidratos de carbono y fibra como la pasta son muy beneficiosos para la salud:
– La pasta es un producto bajo en grasas y sin colesterol.
– Proporciona energía fácilmente aprovechable para el metabolismo oxidativo.
– Mantiene el nivel de glucemia (cantidad de azúcar en la sangre) y favorece el correcto funcionamiento del sistema gastrointestinal.
– Además, los carbohidratos tienen una gran importancia dietética ya que la calidad especial de su almidón produce un menor aumento de azúcar en la sangre.
– Permite una digestión fácil y lenta, por lo que resulta un buen aporte energético para actividades que requieren esfuerzo físico o mental.
– Los carbohidratos también intervienen en el metabolismo del colesterol y de los triglicéridos.

Los investigadores han descubierto que una dieta mediterránea, en la que la pasta es uno de los alimentos de la piedra angular, podía reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad del  Alzheimer.

 

INGREDIENTES:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Cocer las pasta en abundante agua hirviendo con sal siguiendo las instrucciones del fabricante, debe quedar al dente (está más rica y engorda menos que la pasta cocida en exceso).

Mientras la pasta se cuece poner en un bol el aceite de oliva, un poco de sal y el zumo de limón, con ayuda de unas varillas emulsionar (batir enérgicamente hasta mezclar los ingredientes), añadir el queso y remover suavemente, escurrir la pasta y echar en el bol con la mezcla, los spaghetti se impregnarán bien con la salsa. Servir y espolvorear con un poco de queso, ralladura de limón y perejil picado.

Si os gusta el ajo,  frotar el recipiente en que se haga la mezcla de aceite, sal y limón con un ajo partido por la mitad, esto es optativo porque le aporta un ligero toque picante.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Listo para tomar!!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

COUS-COUS (CUSCÚS CON POLLO Y VERDURAS)

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de marzo nos invita a preparar un clásico de la cocida árabe: Cuscús.

El cous-cous o cuscús, se denominaba antiguamente alcuzcuz, es un plato típico del norte de África, tradicional del Magreb. En árabe, esta palabra significa “la comida” y se suele cocinar casi  a diario.  La primera vez que aparece en un documento de cocina es en un escrito del SXIII, fue muy apreciado entre la población morisca en la época de Al-Andalus y se denominaba alcuzcuz, así se quedó en la cultura de nuestro país, incluso en el Quijote se menciona como comida muy apreciada.

En la actualidad se suele servir como segundo plato, tras el tajine o el mechuí.  Para tomarlo no se usan tradicionalmente los cubiertos, sino que realizan pequeñas bolas de sémola con las manos para  seguidamente introducirlas en la boca.

En cuanto la versiones que existen del cuscús son muchas y variadas, aunque todas tienen un punto en  común, el caldo y la sémola, os hablamos de las más populares:

En Argelia se suele acompañar de garbanzos, habas y muchas legumbres y hortalizas. En Túnez suele hacerse con conejo y garbanzos. En Marruecos suele acompañarse de cordero o pollo, se sirve con dos caldos, uno para remojar la sémola y otro con picante, se sirve con todas las verduras guisadas. También existen versiones con pescado y con carne en las que suelen añadirse pasas, almendras, dátiles, nueces, así como versiones vegetarianas del mismo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

3 pechugas de pollo
1 cebolla
1 pimiento rojo
1 pimiento verdes
3 tomates maduros
1 puerro
1 calabacín grande
1 zanahoria
250 gr de cous cous y 250 ml de caldo de verduras. Cúrcuma, comino molido, ajo en polvo, perejil, sal y aceite de oliva.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Limpiar las pechugas y partir en tiras, hacer lo mismo con las verduras, las cortamos en trozos pequeños tipo brunoise.
En una cazuela con un chorrito de aceite sofreír el pollo con un poco de sal, ajo en polvo y perejil, cuando coja color retirar y reservar. En ése mismo aceite sofreír las verduras hasta que estén todas bien pochadas.
Añadir la mitad del pollo, una cucharada de cúrcuma y media de comino, remover bien, rectificar de sal y cubrir con el caldo de verduras. Poner a fuego medio y dejar hervir suavemente durante 30 minutos.
Pasado el tiempo colar la preparación y reservar el caldo.
Disponer sobre el fuego una cazuela con el caldo y cuándo empiece a hervir retirar del calor y añadir el cous cous en forma de lluvia. Remover y tapar durante 5 minutos para que la sémola absorba toda el líquido, echar una cuchara de aceite de oliva y mezclar.

Emplatar, poner una capa de cous cous, unas verduras con pollo, otra capa de cous cous, mas verduras y el pollo salteado.

Listo para tomar.

Sopa Minestrone

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de Octubre nos invita a preparar un clásico de la cocina italiana: SOPA MINESTRONE.

Esta sopa italiana se caracteriza por la gran variedad de verduras que la componen.  Presenta muchas versiones, ya que según la región donde se elabore se hace de una forma u otra y además podemos encontrar recetas de esta popular sopa según la estación, ajustándose a las verduras que se dispongan en cada una de las temporadas.

Los ingredientes más comunes de esta sopa son la cebolla, tomate, zanahorias, apio y las judías, pero pueden añadirse muchas más verduras, según la temporada. Todas las verduras suelen presentarse finamente picadas

Normalmente suele acompañarse con arroz o cualquier tipo de pasta corta y se sirve con albahaca y ajo o espolvoreada con un poco de queso parmesano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

2 patatas.

1 cebolla.

100 g de panceta en tiras.

Las hojas verdes de una lechuga.

1 diente de ajo.
2  zanahorias.
1 calabacín pequeño.
150 g de judías verdes.

100 g de col.

100 g de acelgas.
2 tomates maduros picados.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal y pimienta.
2 l de caldo de pollo.
200 gr de pasta corta, yo tiburones pequeños.
Queso parmesano rallado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Lavar y cortar la verdura en juliana, reservar.

Pelar, lavar y partir en cuadraditos las patatas.

Trocear la cebolla y el ajo.
En una cazuela grande echar un buen chorro de aceite y rehogar el ajo, la cebolla y la panceta, cuando estén hechas añadir las patatas y las verduras, menos la lechuga, rehogar unos minutos.
Añadir el tomate y el caldo de pollo y dejar cocer durante 30 minutos.
Pasado este tiempo añadir la pasta y las hojas de lechuga cortadas también en juliana, cocer otros 15 minutos. 
Rectificar de sal y servir muy caliente espolvoreada de queso parmesano rallado. 

Lista para tomar.