BIZCOCHO CORONA DE FLAN DE HUEVO

La historia del flan se remonta a la época del Imperio romano, donde era llamado tyropatina, se volvió muy popular durante la Edad Media, ya que era degustado en época de Cuaresma. Fue alrededor del siglo VII que se popularizó el término flan para nombrar a este platillo, proveniente de la palabra francesa flan derivada a su vez de la altoalemana flado, que significaba torta u objeto plano, y también fue por esa época que se dejó de espolvorear pimienta en su superficie, como acostumbraban los romanos, y se sustituyó por azúcar.

El flan es tradicionalmente cocinado en baño María con caramelo en la capa inferior. Una vez terminada la cocción el molde es invertido, quedando cubierto el flan con el caramelo. También puede ser preparado con flan instantáneo industrial y otra posibilidad es la de adquirir este rico postre ya preparado en tarrinas individuales como nos presenta Postres Reina, un flan de alta calidad con un sabor y textura que merece la pena probar.

Gracias postres Reina por este magnífico lote de productos. Pincha en la imagen, te sorprenderán.

INGREDIENTES:

1 envase de flan de huevo Reina.

3 huevos.

1 envase del flan lleno de azúcar.

1 envase de aceite de oliva.

3 envases de harina.

1 cucharada de azúcar avainillado.

1 sobre de levadura.

ELABORACIÓN:

En un recipiente mezclar el flan, los huevos y el azúcar, batir bien. Añadir el aceite, la harina tamizada y la levadura , mezclar todo hasta integrar los ingredientes.

Volcar sobre un molde de silicona y con el horno precalentado a 180º hornear durante 35 minutos. Dejar templar y desmoldar.

Listo para tomar.

Os animo a participar en el concurso que cada semana organiza Postres Reina, podéis ganar un fantástico lote de productos, os dejo el enlace pinchando en la imagen.

Anuncios

BROWNIE

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Octubre nos invita a preparar un clásico estadounidense Brownies.

El brownie, que si lo tradujéramos literalmente tendríamos que llamar marroncito, parece que surgió de un error de un cocinero, que al realizar su pastel de chocolate, olvidó añadir la levadura, así obtuvo un pastel muy bajito, crujiente por fuera y cremoso por dentro, dando lugar al famosísimo brownie de hoy en día, aunque parece ser que no usó chocolate si no melaza, el chocolate fue añadido posteriormente hasta conseguir ser el protagonista de este pastel.

La primera vez que se habló de brownie fue en Estados Unidos en el año 1897, poco a poco se expandió por el mundo hasta conseguir que hoy en día no falte en la carta de cualquier restaurante.

Habitualmente se suele servir con helado y a la receta podremos incorporarle nueces, aunque se pueden presentar muchas versiones todas ellas con excelente resultado.

INGREDIENTES:

150 g de cobertura de chocolate.

100 g de mantequilla en pomada.

150 g de azúcar.

2 huevos.

70 g de harina.

Una cucharadita de levadura.

Una pizca de sal.

125 g de nueces troceadas.

ELABORACIÓN:

Poner en un recipiente grande al baño María la mantequilla y el chocolate hasta que éste se haya fundido. Retirar el recipiente del agua caliente y añadir el azúcar, la sal, la harina y la levadura seguir trabajando, poner los huevo y seguir removiendo hasta que la mezcla quede homogénea. Añadir la nueces y mezclar.

Engrasar y espolvorear con harina un molde con base amplia para que la altura del bizcocho no sea elevada.

Con el horno precalentado a 180º, hornear 25 minutos sin aire, calor arriba y abajo. Terminado el tiempo sacar del horno y desmoldar una vez frío, partir en porciones y espolvorear con azúcar glass.

TARTA DE QUESO EN MICROONDAS (de Adri)

El pastel de queso es uno de los postres más comunes del mundo y, quizás, uno de los más antiguos que utilizan lácteos, diferentes de la leche. El primer registro que hace mención al pastel de queso viene desde los antiguos Juegos Olímpicos griegos. Marcus Porcius Cato (o Cato “el viejo”) escribió la receta para su preparación en uno de sus tantos libros de cocina Romana, llamados “De Agricultura”.

“Pastel de queso” se utiliza también para describir el cremoso sabor a queso de la tarta. Dentro de este marco, existen yogurt, helados, sorbetes, brownies y galletas con sabor a pastel de queso.

La ciudad de Nueva York es vista como fuente de excelentes pasteles de queso. “Junior’s”, en Brooklyn, es el lugar por tradición para disfrutar de un buen pastel de queso estilo Nueva York.

Hoy os presento una tarta de queso que nada tiene que ver con la mencionada anteriormente, pero que para lo fácil y rápido que se elabora podemos decir que tiene un resultado espectacular.

Se puede acompañar de mermelada de fresa, de moras, de limón…., en casa nos gusta sin este añadido para saborear bien el ingrediente principal.

INGREDIENTES:

300 g de queso cremoso.

500 ml de nata líquida.

100 ml de leche entera.

120 g de azúcar.

2 sobres de cuajada.

Para la base:

200 g de mantequilla y 20 galletas.

50 g de caramelo líquido.

ELABORACIÓN:

Triturar las galletas y la mantequilla, colocar la mezcla sobre un recipiente, desmontable, aplastar con el reverso de una cuchara, echar el caramelo líquido por encima, reservar.

Poner en una recipiente apto para microondas todos los ingredientes de la tarta y batir durante un par de minutos, meter en el microondas durante 10 minutos a 750w. Sacar con cuidado y mezclar con una cuchara, echar sobre el molde que contiene las galletas y el caramelo, dejar enfriar y meter en el frigorífico durante 4 ó 5 horas. 

Pasar un cuchillo por el borde y desmoldar.

Listo para disfrutar.

Nuevamente quiero dar las gracias a Maheso por sus magnífico productos, nos hace mucho más fácil la vuelta al cole, el fin de las vacaciones y el regreso a la rutina, como no siempre disponemos de tiempo para elaborar nuestras comidas favoritas, Maheso pone a nuestra disposición una gran variedad de platos precocinados, ricos y sanos, os animo a que los probéis.

También podéis haceros seguidores de Maheso en facebook, y conseguir vales descuento para vuestras próximas comprar.

PIONONOS

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Septiembre nos invita a preparar un clásico español, “Piononos”

El pionono tradicional es un pastel de tamaño pequeño elaborado popularmente en Santa Fe, población muy cercana a la ciudad de Granada. Se compone de dos partes, una fina lámina de bizcocho enrollado formando un cilindro (la base del pastel) y emborrachado con almíbar el cual le aporta esa textura agradable y fresca que posee, finalmente es coronado con crema tostada.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

2 huevos grandes
2 cucharadas de azúcar
1 cucharada de harina
1 cucharada de maicena
2 cucharadas de leche
una pizca de sal
Mantequilla para engrasar el molde.

Para el almíbar:

150 g de azúcar
150 ml agua
Un palo de canela

Para la crema:

4 yemas
azúcar, el mismo peso que las yemas
agua, el mismo peso que las yemas
15 g de maicena 

ELABORACIÓN:

Preparar la crema, para ello en un cazo poner el agua y el azúcar y dejar cocer a fuego lento hasta conseguir un almíbar con la textura de un jarabe espeso. Dejar templar.

Batir ligeramente con las varillas. Una vez esté el almíbar casi frío ir añadiendo a las yemas sin dejar de mover con las varillas, hasta terminar con el almíbar.
Llevar al fuego bajo y sin dejar de remover cocer hasta que espese, reservar.

Preparamos el almíbar, poner todos los ingredientes en un cazo y lo hervir durante 4 minutos, reservar.

Preparamos el bizcocho, forrar la bandeja de horno con papel vegetal, y untar con mantequilla. Montar las claras con una pizca de sal hasta conseguir un merengue firme, reservar.
En un bol poner la harina y la maicena mezcladas y tamizadas, añadir las yemas y mezclar, ir añadiendo la leche para conseguir una crema suave. Añadir una cucharada de merengue y mezclar batiendo ligeramente, incorporar el resto del merengue con movimientos envolventes.
Poner la mezcla sobre el papel de horno y extender con cuidado en una capa de 4 ó 5 mm.
Con el horno precalentado a 180º  hornear durante 8 minutos, dejar enfriar, retirar del papel de horno y colocar sobre otro limpio, bañar el bizcocho con el almíbar con ayuda de una brocha.
Extender una capa fina de crema sobre la plancha de bizcocho. Enrollar con cuidado y partir porciones de unos 4 cm.
Colocar los pastelitos en posición vertical y echar un poco de crema encima de cada porción, espolvorear con azúcar y quemar con un soplete.


Listos para tomar.

ALFAJORES CON HELADO DE DULCE DE LECHE ARGENTINO

Un alfajor es una golosina tradicional de muchos países de Iberoamérica, principalmente de Argentina.

Otros países con tradición de  alfajores  son Perú, Uruguay,  Chile  y España.

Este dulce está compuesto por dos galletas unidas en el  centro  por un relleno dulce: dulce de leche, dulce de frutas, chocolate, mousse, etc… y bañadas parcialmente con coco rallado.

También las encontramos cubiertas de chocolate o glaseadas. 

INGREDIENTES:

Ingredientes secos:

100 g de harina.

150 g de fécula de maíz.

Media cucharadita de bicarbonato.

Una pizca de sal.

100 g de mantequilla.

2 yemas de huevo.

75 g de azúcar.

Unas gotas de esencia de vainilla.

Una cucharadita de brandy.

Ralladura de limón.

Helado de dulce de leche Argentino de AcaramHelados.

Coco rallado.

ELABORACIÓN:

Tamizar los ingredientes secos, reservar.

Poner en un bol la mantequilla y el azúcar, batir manualmente hasta conseguir una consistencia cremosa, añadir las yemas, la esencia, el brandy y la ralladura.

Agregar los ingredientes secos y trabajar hasta conseguir una mezcla un tanto arenosa, guardar en el frigorífico un par de horas.

Pasado el tiempo sacar la masa, extender con ayuda de un rodillo hasta un grosor de un cm., con ayuda de un cortapastas formar porciones y colocar sobre un recipiente apto para microondas cubierto con papel sulfurizado, hacer un par de minutos en el microondas a potencia media, dejar enfriar.

Sobre una porción colocar una poco de helado de dulce de leche Argentino de AcaramHelados, poner una tapa y espolvorear con coco rallado.

Listo para disfrutar.

CHARLOTA

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Junio nos invita a preparar un clásico francés “Charlota”

La charlotté es un postre típico francés que tuvo su origen en los Entremets ingleses a finales del siglo XVIII como homenaje a la esposa del rey Jorge III, Carlota de Inglaterra. Se inspiraba en preparaciones dulces inglesas y estaba hecha con una espesa mermelada de frutas aromatizada con limón y canela, y se vertía en un molde redondo, de bordes ligeramente acampanados, tapizado de rebanadas de pan de molde untadas con mantequilla. El conjunto se cocía en el horno, se desmoldaba y se servía tibio, con una crema inglesa fría. El ejemplo clásico es la charlotte de manzanas.

La invención de la charlotte a la rusa se debe a Carême y consiste en un dulce helado, sin cocción, compuesto de una preparación de bavarois a la vainilla o de una mousse vertida en un molde de charlotte tapizado de bizcochos a la cuchara, casi siempre empapados en licor o en café. Carême bautizó esta preparación con el nombre de “charlotte a la parisiense”, pero cambió de denominación en el Segundo imperio, durante el cual estaban muy de moda los platos “a la rusa”.

El bavarois se hace con crema inglesa o puré de fruta cuajado con gelatina, al que se añade crema batida. A la Charlotte rusa se le pueden añadir diversas capas de frutas frescas: albaricoques, fresas, melocotones, piña o frambuesas, maceradas en kirsch o marrasquino. Se coloca en la nevera y se sirve después de algunas horas de refrigeración.

La charlota admite muchísimas variantes ya que podemos elaborarla tanto de frutas, chocolate, café, incluso hay muchas versiones de tiramisú con esta preparación, así que son muchas las opciones que tenemos a la hora de elegir ingredientes para preparar la nuestra.

Yo en esta ocasión me he decantado por una charlota de dos chocolates, ideal para los más golosos.

INGREDIENTES:

Ingredientes para el negro:

Para la base media docena de bizcochos de soletilla.

1 tableta de chocolate negro 64%.

100 g de almendras molidas.

1 sobre de flan de 4 raciones.

500 ml de nata líquida para montar.

Ingredientes para el blanco:

250 g de chocolate blanco.

400 ml de nata líquida para montar.

250 ml de leche.
 
2 sobres de cuajada.
 
Una tarrina de queso de untar natural.
 
25 g de azúcar.
 
Azúcar glass para adornar. 
 
Una docena de bizcochos de soletilla.
 
ELABORACIÓN:
 
Con los ingredientes del chocolate negro: Poner a fuego muy lento la nata, añadir el chocolate troceado y mover sin parar hasta que este completamente desecho, echar las almendras molidas y el sobre de flan, Seguir moviendo unos 8 minutos.

Verter la mezcla sobre la base de bizcochos dispuestos sobre el molde elegido, mejor uno desmoldable al que le habremos colocado además alrededor una fila de bizcochos de soletilla  partidos por la mitad. Dejar templar a temperatura ambiente, después meter en el frigorífico al menos una hora. Reservar.

Mientras preparar la mezcla con los ingredientes del chocolate blanco: Poner a fuego bajo en un cazo la leche y la nata, añadir el chocolate troceado y mover continuamente hasta que el chocolate esté disuelto, en este punto echar el queso, la cuajada y por último el azúcar. Remover durante 7 minutos sin que llegue a hervir.

Volcar la mezcla sobre la base reservada en el frigorífico, dejar enfriar a temperatura ambiente y después guardar en la nevera.

Para desmoldar sólo habrá que quitar el aro del molde con cuidado. Espolvorear con azúcar glass. Guardar en la nevera hasta el momento de servir.

Listo para disfrutar.

TARTA ARCO IRIS PARA EL CUMPLEAÑOS DE IRENE

Hoy es el cumpleaños de mi sobrina y ahijada Irene, mi cuñado nos ha preparado una barbacoa para chuparse los dedos, mi hermana un buen fiestón, castillo hinchable para los peques, alegría, charla y diversión…. Y no podía faltal la tarta de cumpleaños para la pequeña, un pastel de cumpleaños que los peques adoran por su colorido.

Feliz cumpleaños chiquitina, ya son tres los añitos que nos has regalado con tu siempre presente sonrisa, ya sabes que te adoro y mientras me lo permitas seguiré preparándote las tartas de cumpleaños. 

MUCHÍSIMAS FELICIDADES!!!!!

INGREDIENTES:

Para los bizcochos:

4 huevos medianos.

250 g de azúcar.

250 g de harina de repostería.

250 g de mantequilla en pomada.

Medio sobre de levadura.

Unas gotas de esencia de vainilla.

Una pizca de sal.

Colorantes.

Para el relleno y la cobertura:

800 g de queso de untar.

300 g de mantequilla en pomada.

750 g de azúcar glass.

Unas gotas de esencia de vainilla.

Almíbar para empapar los bizcochos, receta aquí.

ELABORACIÓN:

En un bol poner la mantequilla y el azúcar y mezclar, añadir los huevos uno a uno, seguir batiendo, añadir la esencia de vainilla y la sal, volver a mezclar, tamizar la harina y la levadura y agregar al preparado, integrar bien todos los ingredientes, dividir la masa en 5 recipientes y teñir cada masa con un color.

Hay que hornear cada preparado individualmente, utilizando un recipiente de 18 cm previamente engrasado, con horno precalentado a 180º unos 15 minutos.

Una vez hechos todos los bizcochos y ya fríos, envolver en papel film y guardar en el frigorífico hasta el día siguiente.

Preparar el frosting, mezclar con ayuda de unas varillas el azúcar con la mantequilla y la esencia de vainilla, trabajar bien y agregar el queso muy frío, volver a mezclar hasta obtener una crema homogénea, reservar en el frigorífico.

Untar cada bizcocho con almíbar, alternar cada capa con una de frosting, terminar cubriendo la tarta con la crema de queso, yo la he teñido de lila añadiendo al frosting unas gotas de colorante y le he puesto un poco de coco rallado teniño para adornar.

Guardar en el frigorífico hasta 15 minutos antes de servir.

Lista para disfrutar.

TRIFLE DE BIZCOCHO DE CACAO CON HELADO DE STRACCIATELLA Y MANDARINA CONFITADA.

Como no hay dos sin tres aquí os traigo otra con chocolate, ya lo sé, la operación bikini está en marcha y yo no paro de sumar calorías al menú, pero esta no podía dejar de enseñárosla, es una mezcla fantástica de sabores, utilizando una de las variedades de helado que ya todos conocéis de AcaramHelados he querido preparar este postre ideal para la temporada que nos acompaña. Prometo que la próxima receta será salada, me estoy poniendo muy empalagosa con tanto dulce…..

INGREDIENTES:

Un par de bolas de helado de stracciatella de AcaramHelados.

Para el bizcocho:

200 g de harina todo uso.

200 g de cacao, yo Nesquik.

150 g de azúcar.

150 g de mantequilla en pomada.

150 ml de leche.

4 huevos.

4 cucharaditas de levadura.

50 g de pepitas de chocolate.

Para las mandarinas:

Dos mandarinas con cáscara partidas en láminas.

250 g de azucar.

250 ml de agua.

ELABORACIÓN:

Preparar las mandarinas confitadas, para ello poner a fuego lento los ingredientes en un cazo y dejar cocer durante 30 minutos, reservar.

Desacer la mantequilla en el microondas, reservar.

Elaborar el bizcocho, Mezclar la harina con el cacao y la levadura,  en otro bol batir los huevos, añadir el azucar y trabajar unos minutos, añadir la leche volver a mezclar y poner la mantequilla, una vez conseguida una textura homogénea agregar los ingredientes secos mezclados anteriormente y las pepitas de chocolate, remover.

Engrasar un molde de silicona y echar la mezcla. Con el horno precalentado a 170º hornear durante una hora. 

Una vez frío delmoldar el bizcocho y partir en cuadrados.

Poner en una copa una capa de bizcocho, una bola de helado de AcaramHelados y unos trozos de mandarina, volver a repetir la operación.

Listo para disfrutar.

DELICIAS DE COCO, NUECES Y CHOCOLATE.

Como en la entrada anterior ya hemos vistos parte de las magníficas propiedades que tiene el chocolate pues vamos con otra, esta vez es para las chicas de Film & Food, basadas en la película Charlie y la fábrica de chocolate, nos proponen realizar una receta en formato individual, un dulce, un capricho, y este es el mío, bueno y el de mi hermana, la idea ha sido suya: ¿ porqué no preparas algo con coco?, tiene debilidad por él  y como está de antojo, pues aquí va!!!!

INGREDIENTES:

100 g de leche condensada.

130 g de coco rallado.

50 g de nueces muy picadas.

Ralladura de una naranja.

100 g de chocolate fondant.

20 ml de agua.

coco teñido. (100 g de coco, una cucharadita de brandy, una cucharadita de colorante en pasta, yo morado)

ELABORACIÓN:

Teñir el coco del color deseado, para ello mezclar los ingredientes dentro de una bolsa, muy importante que no esté rota, masajear de forma que todo el coco quede teñido, extender sobre una superficie para que se evapore el alcohol, reservar.

En un bol mezclar la leche condensada, los 130 g de coco blanco, la ralladura de naranja y las nueces picadas. Extender sobre un trozo de papel de hornear y aplastar con ayuda de la parte posterior de una cuchara hasta conseguir una superficie lisa, cortar en bastoncillos y meter en el frigorífico, unas 6 horas.

Pasado el tiempo de reposo preparar la coberturas, para ello disponer en un recipiente el chocolate troceado y el agua, deshacer en el microondas a tiempos cortos, moviendo entre cada uno de ellos hasta conseguir la textura deseada, bañar los bastoncillos tirando el chocolate por encima. Espolvorear con el coco teñido, reservar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Listo para disfrutar.

TARTA DE PERA Y CHOCOLATE

BENEFICIOS DEL CHOCOLATE:

  • Nos ayuda a alejar la depresión, mejorando el estado de ánimo fundamentalmente en los síntomas del periodo pre-menstrual.
  • Intensifica el líbido, sobretodo el deseo sexual en las mujeres, gracias a una sustancia denominada  la serotonina, dotándolo como un afrodisíaco esencia sólo para las mujeres.
  • Es antioxidante, el cacao es uno de los alimentos con mayor nivel de magnesio.
  • Refuerza nuestro corazón, pues el chocolate contiene flavonoides, componente básico que nos ayuda a evitar que las arterias se congestionen y nos previene de ataques al corazón y derrames.

INGREDIENTES:

Una plancha de masa quebrada, receta AQUÍ.

100 g azúcar.

100 g almendras molidas.

50 g de pepitas de chocolate.

100 g mantequilla en pomada.

2 huevos.

Una gotas de esencia de vainilla.

Dos peras de conferencia maduras.

200 g de chocolate de cobertura.

50 ml de agua.

50 g de mantequilla.

ELABORACIÓN:

Pelar y partir las peras en rodajas finas, reservar.

Extender la masa quebrada y cortar un círculo suficientemente grande para cubrir un molde, reservar.

Poner en un bol el chocolate partido en trozos, los 50 g de mantequilla y el agua, calentar en el microondas hasta conseguir una mezcla homogénea, hacerlo en tiempos cortos y batiendo entre cada tiempo para comprobar la textura.

Batir la mantequilla en pomada con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa. Añadir los huevos uno a uno y la levadura, batir enérgicamente, incorporar la almendra molida y la esencia de vainilla. Mezclar bien. 

Sobre un molde redondo, mejor desmoldable, poner un papel sulfirizado, encima la masa quebrada con los bordes doblados hacia adentro, pinchar el fondo con un tenedor y cubrir hasta el borde con garbanzos, con el horno precalentado a 200º hornear durante 10 minutos, dejar enfriar, quitar los garbanzos.

Disponer sobre la masa quebrada ya horneada la mezcla de chocolate, las rodajas de pera, añadir la mezcla de los huevos, cubrir totalmente los huecos.  

Dejar reposar en el frigorífico unos 10 minutos.

Pasado el tiempo, sacar y espolvorear con la almendra laminada y las pepitas de chocolate.

Con el horno precalentado a 200 ° hornear durante 10 minutos, pasado el tiempo bajar a 180 ° y seguir horneando 15 minutos más o hasta que la tarta tome color. 

Listo para disfrutar.