FALÁFEL

Whole kitchen en su propuesta salada para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina árabe: Faláfel.

El origen del faláfel data de las épocas bíblicas, y en la actualidad es una comida típica de Oriente Medio, se desconoce su verdadero origen, algunos creen que viene de la India, donde se cocinaba con pan especiado, otros que fueron los antiguos egipcios, pero lo cierto es que se trata de un plato que cada vez se elabora en mas países del mundo, además de representar una buena opción para los vegetarianos.

El faláfel tradicional de Oriente Medio, se hace con habas (tradicional de Egipto), con garbanzos o con una mezcla de ambos. Lo que diferencia a esta albóndiga de otras es que ni las habas ni los garbanzos se cuecen, simplemente se remojan.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

Medio kilo de garbanzos, remojados durante 48 horas, cambiar el agua cada 12 horas.

100 g de cebolla picada.

Perejil fresco.

Cilantro fresco.

3 dientes de ajo.

2 cucharaditas de comino molido.

Una taza pan rallado o media de harina de garbanzos.

1 cucharada de bicarbonato o levadura en polvo.

Una cucharadita de sal.

Una pizca de pimienta negra.

Media cayena molida.

Aceite para freír.

Para la salsa de yogur:

Un yogur natural.

2 cucharadas de aceite de oliva.

Un diente de ajo muy picado.

El zumo de medio limón.

Sal y pimienta negra molida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN: 

Preparar la salsa de yogur, en un bol  echar el yogur natural, y sobre él un diente de ajo muy bien picadito, el zumo de medio limón, el aceite de oliva, sal y pimienta al gusto, mezclar bien y reservar en el frigorífico. 

Lavar y escurrir los garbanzos, triturar directamente los garbanzos, sin cocer, con ayuda de la batidora o picadora junto con la cebolla, los ajos, el perejil, el cilantro fresco y una taza de agua, mezclar hasta conseguir una textura espesa.

Añadir la sal, el comino molido, la pimienta negra, la cayena, el bicarbonato y mezclar un poco. Dejar reposar la mezcla durante 30 minutos.

Formar con la mezcla pequeñas bolas, sólo si la mezcla queda demasiado húmeda se puede añadir un poco de harina de garbanzos o pan rallado.

Freír en abundante aceite de oliva a fuego medio/fuerte hasta que le queden doradas. Poner sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Servir los faláfel calientes con la salsa de yogur.

Listos para tomar!!!!

Anuncios

CROQUETAS DE MANZANA

Esta es mi contribución para HEMC#56, este mes Carmen de Recetas de Tía Alia es la anfitrióna y propone como tema las croquetas.

Por variar un poco os presento estos deliciosos bocados dulces, podéis sustituir la manzana por otra fruta y el resultado seguro que será estupendo, igualmente si no tenéis cereales infantiles se pueden rebozar en galleta triturada o en pan rallado. Espero que os gusten.

INGREDIENTES:

50 g de azúcar.

Una cucharada pequeña de canela en polvo.

2 huevos.

Un litro de leche entera.

100 g de harina.

100 g de nueces picadas.

50 g de uvas pasas sin pepita.

2 manzanas.

100 g de mantequilla.

cereales infantiles.

Aceite de girasol.

ELABORACIÓN:

Pelar las manzanas y rallar, rehogar en un poco de mantequilla y reservar.

Poner a fundir en un cazo la mantequilla, echar la harina y rehogar, añadir poco a poco la leche caliente hasta formar una besamel, en este punto echar la manzana, la canela, el azúcar, las nueces trituradas y las uvas pasas, remover hasta mezclar. Dejar enfriar la masa. 

Formar las croquetas y pasar por huevo batido y a continuación por cereales infantiles.

Freír en abundante aceite de girasol, debe estas muy caliente.

Poner sobre papel absorbente y servir, se pueden comer calientes, pero frías están más ricas.

CROQUETAS DE POLLO

Esta es mi aportación para el concurso de recetas “Aprovéchame”, que organiza Laura desde su blog sano y de rechupete, estas croquetas están hechas con el pollo que añado al preparar el cocido madrileño, como esta carne no nos gusta cocida, pues la retiro, la despojo de los huesos dejándola bien limpia de piel y grasa, la desmenuzo y con una buena bechamel de caldo de pollo o del propio caldo de cocido, no de leche, preparo estas riquísimas croquetas, hacer la prueba y luego me contáis.

INGREDIENTES:

Carne de pollo., de cocido.

 50 g de mantequilla.

50 g de harina.

Medio litro de caldo de pollo o de cocido.

sal y nuez moscada.

2 huevos.

Pan rallado.

Aceite de oliva virgen.

ELABORACIÓN:

Derretir la mantequilla a fuego lento, tamizar la harina  y añadir a la sartén, mover sin parar durante al menos un par de minutos para que la harina pierda su sabor a crudo.

Añadir todo el caldo, caliente, al principio aparecen muchos grumos pero poco a poco según se va trabajando desaparecerán, este proceso dura aproximadamente 15 minutos, sin parar de remover.

Una vez conseguida una textura homogénea, añadir la carne de pollo, nuez moscada y rectificar de sal si fuese necesario. Dar unas vueltas y reservar.

Una vez que la masa está fría coger con una cuchara una porción y formar una croqueta, pasar por huevo batido, y pan rallado, otra vez huevo batido y nuevamente pan rallado.  Freír en abundante aceite hasta que adquieran un color tostado.