CERDO AGRIDULCE

El cerdo agridulce es un plato tradicional de la cocina china, aunque se ha hecho popularmente internacional en el mundo occidental, son muchas las versiones que existen del mismo.

Los orígenes de este plato se remontan al siglo XVIII en Cantón, hay anotaciones que incluso datan de fechas anteriores, en las cuales se mostraba que era un alimento de las grandes familias en las zonas cercanas al condado de Shunde (China). El plato viajó hasta los Estados Unidos durante la gran inmigración del siglo XX de pobladores de China en busca de oro y construcción de vías ferroviarias, haciéndose muy popular en la cocina fusión chino-estadounidense.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

INGREDIENTES:

1/2 kg de solomillo de cerdo.

Una cebolla.

Un pimiento rojo y uno verde.

Piña natural y un vaso de zumo de piña.

2 huevos.

Maizena.

Bicarbonato.

Aceite de oliva virgen extra.

Sal.

Azúcar.

Salsa de soja.

Salsa Worcester.

Vinagre de arroz o de manzana.

Ketchup.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Limpiar el solomillo de grasa y cortar en dados. Cortar la cebolla en trozos gruesos, los pimientos en tiras anchas, las zanahorias en rodajas y la piña en trozos.

En un bol batir los huevos con una pizca de bicarbonato, otra de sal y una cucharadita de azúcar.

Pasar la carne por esta mezcla y luego rebozar en maizena.

Freír la carne en un wok con abundante aceite hasta que esté dorada. Escurrir y reservar. En el mismo aceite poner la cebolla, la zanahoria y los pimientos. Freír unos  5 minutos, deben quedar al dente.

Quitar del wok todo el aceite excepto un par de cucharadas y cuando esté templado añadir 1 cucharada de salsa de soja, 1 cucharada de salsa worcester, 2 cucharadas y media de ketchup, 1 cucharada y media de vinagre de arroz o de manzana, 5 cucharadas de azúcar, y zumo de la piña. Remover continuamente a fuego bajo. Agregamos 1 cucharadita de maizena disuelta en medio vaso de agua. Dejamos cocer manteniendo el fuego bajo y removiendo hasta que espese.

Incorporar la carne y las verduras y dejar cocinar 5 minutos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Listo para tomar!!!

MAHESO

De la mano de Maheso, la mejor empresa dedicada a la elaboración y distribución de cocina precocinada ultracongelada, os presento algunos de sus novedosos productos que no podeis dejar de probar.

NUGGETS DE POLLO RECETA MAESTRA

Un nuevo Nugget de calidad extra elaborado con filete de pechuga de pollo, sin grasas hidrogenadas, sin colorantes ni conservantes. Además son ideales para hacer al horno.

P1010008.JPG

CROQUETAS DE JAMON SERRANO “ESPECIAL HORNO”

Elaboradas con sumo cuidado y eligiendo los mejores ingredientes, las croquetas Maheso dejarán satisfechos a los paladares más exquisitos. Las croquetas de gama alta de Maheso tienen un 60% de ingrediente principal aproximadamente, son las croquetas con más carne del mercado, con carne de cocido (ave, cerdo, vacuno y jamón curado), jamón ibérico… de formas irregulares y artesanas y rebozado fino. Ahora también las podrás preparar en el horno.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAFIDEOS ORIENTALES

Riquísimos fideos orientales con verduritas seleccionadas, complementados con una mezcla de salsa soja que le dan un sabor único. Se preparan de una manera rápida, tres minutos al microondas y listos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 ROLLITOS MIXTOS DE YORK Y QUESO

Deliciosos rollitos de fiambre de jamón cocido y queso fundido prefritos. Pueden prepararse a la plancha sin necesidad de freír. Sin grasas hidrogenadas. Sin colorantes.

P1010003.JPG

 

Puedes seguirles en  FACEBOOK, TWITTER Y YOUTUBE para no perderte ninguna de las novedades que Maheso nos ofrece y conseguir vales descuento para adquirir estos y otros magníficos productos. 

https://www.facebook.com/maheso

https://twitter.com/Maheso_news

https://www.youtube.com/user/MahesoCongelados

Anuncios

AROS DE CEBOLLA

El origen exacto de los aros de cebolla es desconocido. En 1933 un anuncio con una receta de aros de cebolla apareció en la revista de The New York Times, aunque los restaurantes Pig Stand reclaman la invención del aro de cebolla en los años veinte.

Estos aros son cebollas cortadas transversalmente para que se puedan poner en forma de anillo, y que posteriormente son rebozados en harina, y pan rallado, hay quien le echa algo de levadura, posteriormente son fritos en aceite. Los aros de cebolla quedan crujientes debido a la masa frita de que están rodeados.

Existen varios estilos y formas de preparar los aros, tales como disponerlos juntos de forma rectangular, por separado o con otros alimentos como jalapeños, patatas fritas…

En España se sirven como aperitivo o tapa y se comen calientes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

3 cebollas medianas.

2 huevos.

Una cucharada de leche.

Pan rallado.

Sal y pimienta.

Aceite de oliva virgen extra.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Pelar las cebollas y cortar en rodajas, soltar los aros de cebolla para que queden independientes, echar en un cuenco con agua fría y un poco de sal unos 10 minutos.  Pasado el tiempo escurrir bien.

Batir en un cuenco, los huevos junto con la leche y en otro cuenco poner el pan rallado al que le añadimos sal y la pimienta.

Pasar la cebolla primero por huevo y después por el pan rallado. Freír en abundante aceite, bien caliente, por tandas, hasta que la cebolla esté dorada. Sacar y dejar sobre papel de cocina, absorbente, para que elimine el exceso de aceite, servir calientes.

Listo para tomar!!!

COUS-COUS (CUSCÚS CON POLLO Y VERDURAS)

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de marzo nos invita a preparar un clásico de la cocida árabe: Cuscús.

El cous-cous o cuscús, se denominaba antiguamente alcuzcuz, es un plato típico del norte de África, tradicional del Magreb. En árabe, esta palabra significa “la comida” y se suele cocinar casi  a diario.  La primera vez que aparece en un documento de cocina es en un escrito del SXIII, fue muy apreciado entre la población morisca en la época de Al-Andalus y se denominaba alcuzcuz, así se quedó en la cultura de nuestro país, incluso en el Quijote se menciona como comida muy apreciada.

En la actualidad se suele servir como segundo plato, tras el tajine o el mechuí.  Para tomarlo no se usan tradicionalmente los cubiertos, sino que realizan pequeñas bolas de sémola con las manos para  seguidamente introducirlas en la boca.

En cuanto la versiones que existen del cuscús son muchas y variadas, aunque todas tienen un punto en  común, el caldo y la sémola, os hablamos de las más populares:

En Argelia se suele acompañar de garbanzos, habas y muchas legumbres y hortalizas. En Túnez suele hacerse con conejo y garbanzos. En Marruecos suele acompañarse de cordero o pollo, se sirve con dos caldos, uno para remojar la sémola y otro con picante, se sirve con todas las verduras guisadas. También existen versiones con pescado y con carne en las que suelen añadirse pasas, almendras, dátiles, nueces, así como versiones vegetarianas del mismo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES:

3 pechugas de pollo
1 cebolla
1 pimiento rojo
1 pimiento verdes
3 tomates maduros
1 puerro
1 calabacín grande
1 zanahoria
250 gr de cous cous y 250 ml de caldo de verduras. Cúrcuma, comino molido, ajo en polvo, perejil, sal y aceite de oliva.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ELABORACIÓN:

Limpiar las pechugas y partir en tiras, hacer lo mismo con las verduras, las cortamos en trozos pequeños tipo brunoise.
En una cazuela con un chorrito de aceite sofreír el pollo con un poco de sal, ajo en polvo y perejil, cuando coja color retirar y reservar. En ése mismo aceite sofreír las verduras hasta que estén todas bien pochadas.
Añadir la mitad del pollo, una cucharada de cúrcuma y media de comino, remover bien, rectificar de sal y cubrir con el caldo de verduras. Poner a fuego medio y dejar hervir suavemente durante 30 minutos.
Pasado el tiempo colar la preparación y reservar el caldo.
Disponer sobre el fuego una cazuela con el caldo y cuándo empiece a hervir retirar del calor y añadir el cous cous en forma de lluvia. Remover y tapar durante 5 minutos para que la sémola absorba toda el líquido, echar una cuchara de aceite de oliva y mezclar.

Emplatar, poner una capa de cous cous, unas verduras con pollo, otra capa de cous cous, mas verduras y el pollo salteado.

Listo para tomar.

COQ AU VIN

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de octubre nos invita a preparar un clásico francés “Coq au Vin”

Hay varias leyendas en torno a este plato, una de ellas cuenta que Napoleón en uno de sus muchos viajes paro en una posada y que el cocinero debido a la escasez que había por la guerra, solo tenía un gallo viejo y un vino barato para cocinarle algo. Desesperado, el posadero puso a cocinar el gallo en el vino con todos los vegetales que encontró. Para sorpresa de todos, resultó delicioso. Tan exitoso fue que se convirtió en un plato tradicional de la cocina francesa. Esta leyenda es casi anulada por el hecho que se han encontrado escritos de la receta mucho antes de la era napoleonica.
Lo que sí es cierto es que la receta tiene más de 400 años, y se hizo muy popular a principios de los 1900 cuando se empezó a utilizar la carne de pollo sustituyendo a la del gallo y vinos de mejor calidad en vez del barato que transformó la receta de un plato originado en la escasez y la necesidad de no desperdiciar comida en un plato de fina cocina francesa.
Una de la premisas actuales para su elaboración es que se cocina con un vino de calidad, ya que este es lo que le dará el toque de distinción a este exquisito plato.

INGREDIENTES:

1 kg de muslos y contramuslos de pollo.

150 g de bacon troceado.

200 g de champiñones.

200 g de cebollitas francesas.

Aceite de oliva virgen extra.

Un chorro de brandy.

500 ml de vino tinto de buena calidad

2 ajos.

sal, laurel y tomillo.

ELABORACIÓN:

Limpiar el pollo sazonar, en una cazuela con un poco de aceite, dorar bien.

A continuación añadir la panceta y las cebollitas francesas limpias. Rehogar todo junto y cuando la panceta haya cogido color regar con el brandy y flamear.

Echar el  vino tinto y los champiñones limpios y enteros, dejar cocer unos 30 minutos. Una vez guisado retirar el pollo y la guarnición y dejar reducir el vino hasta que espese.

Poner sobre el pollo y la guarnición la reducción de vino. Acompañar el plato con arroz blanco o un buen puré de patata casero.

Listo para tomar.

CREMA DE PEPINO CON HELADO DE MENTA Y CHOCOLATE

Por sus propiedades depurativas, el pepino es utilizado en dietas adelgazantes, contiene un 95% de agua y un escaso valor calórico, ayuda a desintoxicar el organismo, depura la sangre y elimina el ácido úrico . Constituye un gran reparador de la mucosa intestinal.

Es utilizado además como un remedio eficaz contra los problemas de la piel tales como dermatitis, acné y quemaduras provocadas por una larga exposición al sol,  para ello basta con triturar la pulpa de este fruto y colocarla directamente sobre la zona afectada.

También se pueden aprovechar sus propiedades para elaborar cosméticos naturales que nos ayudan a reducir las arrugas, secar la piel grasa y rebajar las ojeras.

INGREDIENTES:

Helado de menta con chocolate de Acaramhelados.

Para la crema:

3 yogures griego sin azúcar.

100 g de crema agria. 

2 pepinos pelados.

Un ajo.

Sal.

ELABORACIÓN:

Batir hasta conseguir una textura suave todos los ingredientes de la crema.

Si no se dispone de crema agria se puede hacer batiendo 100 g de nata, un chorro de zumo de limón, un pellizco de sal y pimienta blanca.

Esta crema agria también se puede sustituir por queso fresco batido y un par de cebolletas en vinagre, triturar y listo.

Una vez preparada la crema de pepino echar en vasos y servir con una bolita de helado de menta y chocolate de AcaramHelados, servir inmediatamente.

Listo para disfrutar, como entrante es ideal.

PATATAS A LA RIOJANA

Según la wikipedia la gastronomía de La Rioja posee como señal identificativa la elaboración de vinos, siendo su cocina menos conocida a nivel internacional.

La región disfruta del paso del río Ebro, que da lugar a una franja de tierra fértil de abundantes plantaciones.

Uno de los platos bandera de la región es el que hoy nos ocupa, aunque no se deben menospreciar las sopas de ajo, las sopas canas y las de molinero.

INGREDIENTES:

150 g de chorizo Antonio Mata.

4 patatas grandes.

Una cebolla.

Dos dientes de ajo.

2 pimientos verdes.

2 ñoras o pimientos choriceros.

Una cucharadita de pimentón picante.

Perejil picado.

Aceite de oliva virgen extra, agua (la suficiente para cubrir las patatas) y sal.

ELABORACIÓN:

Pelar, lavar y trocear la patatas, chascándolas para que suelten almidón, pelar y picar finamente la cebolla y los ajos, lavar y quitar las pepitas de los pimientos verdes, partir.

Quitar la piel del chorizo y trocear en rodajas.

En una cazuela de barro poner un buen chorro de aceite y sofreír la cebolla, los ajos y el pimiento, dar unas vueltas y añadir el chorizo, agregar el pimentón y enseguida echar el agua, poner las patatas y las ñoras sin las semillas, dejar cocer a fuego medio durante 15 minutos, pasado el tiempo sacar las ñoras, extraer la pulpa y echar nuevamente al guiso, espolvorear con perejil picado.

Listas para tomar.

Aprovecho esta entrada para agradecer a Antonio Mata los productos tan exquisitos que me ha hecho llegar. No dejéis de visitar su pagina porque dispone de un amplio catalogo de embutidos, vinos, quesos….. todos ellos de gran calidad.

Si además quereis haceros fans de su página en facebook : www.facebook.com/Casa.Mata

TORTILLA DE PATATA EN MICROONDAS.

Hace algunos años mis hermanas me regalaron un libro en el que podemos ver un montón de maneras de preparar una tortilla de patatas.

Esta es la tercera receta de tortilla que publico en el blog utilizando este  tuberculo cuyas propiedades son multiples y entre las que destaco su alto contenido en potasio, bueno para combatir la presión arterial.

La primer que publique fue “la de verdad”, la tortilla de patata, luego os enseñé una muy de moda entre los grandes de la gastronomía, la tortilla con patatas chips y esta tercera os va a sorprender, porque el resultado es mucho más rico de lo que podéis pensar tratándose de un plato que tendremos listo en cuestión de 15 minutos.

INGREDIENTES:

5 patatas.

Un calabacín.

Dos ajos prensados.

Media cebolla.

7 huevos medianos.

Sal.

Aceite de oliva virgen extra.

ELABORACIÓN:

Pelar y lavar las patatas y la cebolla, lavar el calabacín pero dejar la piel y picar todo en trozos regulares no demasiado pequeños, mezclar con el ajo prensado y colocar todo en un recipiente apto para microondas, rociar con un poco de aceite y meter en éste durante 5 minutos a potencia máxima, pasado el tiempo dar una vueltas y volver a programar otros 5 minutos, añadir un poco de sal y remover nuevamente, otros 3 minutos al microondas, comprobar el punto de cocción pinchando la patata con un tenedor, si fuese necesario hacer un par de minutos más. Dejar reposar. 

Batir los huevos y añadir un poco de sal, una vez templado el preparado anterior agregar al huevo y mezclar. 

En una sartén echar un poco de aceite y poner a fuego moderado, cuando esté caliente volcar el contenido de huevo y patata, cuajar por este lado, dar la vuelta con ayuda de un plato y con otro poquito de aceite cuajar esta parte.

Listo para disfrutar.

Quiero aprovechar esta entrada para agradecer el magnífico lote de productos que Casa Matachín ha tenido la amabilidad de enviarme, deliciosos platos semi preparados   que en tan solo unos minutos tendremos listos en nuestra mesa.

ENSALADA CON SORBETE DE ACEITE DE OLIVA

He querido darle un toque muy refrescante a esta ensalada aderezándola con nuestro sabroso sorbete de aceite de oliva de AcaramHelados, una mezcla de sabores ácidos y dulces que hacen de este plato un acompañamiento perfecto para un plato de carne.

Las fresas contienen un 85% de agua y aportan pocas calorías. 100 gramos contienen apenas 34.5 calorías. Son fuente de muchas vitaminas y minerales. Estas frutas poseen propiedades revitalizantes y antioxidantes. Aportan poca cantidad de azúcar y son altas en fibra. Además de sus propiedades nutritivas, las fresas se utilizan con fines medicinales y depurativos, se les atribuyen propiedades diuréticas, antirreumáticas, astringentes, antiinflamatorias, antianémicas y anticancerígenas, entre otras.

INGREDIENTES:

Sorbete de aceite de oliva de AcaramHelados.

Un tomate de buena calidad.

Una manzana verde.

Fresas.

Vinagre de Módena.

Unas escamas de sal Maldon.

ELABORACIÓN:

Lavar las fresas y partir en trocitos muy pequeños, mezclar con unas cucharadas de vinagre de Módena, reservar.

Lavar el tomate y la manzana y cortar en rodajas muy finas.

Disponer sobre un plato la manzana, colocar sobre ésta el tomate, regar con la vinagreta de fresas y encima echar unos trozos de sorbete de aceite de oliva de AcaramHelados, sazonar con las escamas de sal.

Listo para disfrutar.

LASAÑITAS CON TRUFA ARGELINA.

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de marzo nos invita a preparar un plato clásico de la cocina italiana: Lasaña.

La Lasaña es un tipo de pasta que se sirve en láminas intercaladas con carne y bechamel. Se trata de un plato de origen italiano. 

La palabra lasaña, proviene del griego “lasanori”, y se refiere al cazo en el que se cocinaba. 

Existen muchas variantes de este plato, desde lasañas de verduras hasta aquellas de marisco, e incluso algunas en las que se cambia la pasta por láminas de col, calabacín o berenjena.

Quiero dedicar esta entrada a Paloma, hermana de mi cuñado Ramón, y agradecerle enormemente el detalle que ha tenido al acordarse de mi y regalarme esta trufa  argelina que os muestro. No he visto mejor manera de sacarle partido que utilizándola en el plato de hoy como uno de los ingredientes principales.

La trufa es un hongo comestible que crece semi-enterrado en los terrenos arenosos y el desierto del Sahara alberga una de sus variedades más apreciadas y cotizadas, la trufa argelina conocida como “el diamante negro” del Sahara, viaja cada vez más a los mercados de los países del Golfo, donde es muy considerada por su incomparable sabor.   Este delicioso manjar, “la carne de la tierra”, como la llaman desde antiguo los beduinos del desierto, ha conquistado a las clases ricas de países como Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos, Qatar o, incluso, Siria.

Conocida también por los habitantes del desierto como “la hija del rayo”, la trufa salvaje tiene un alto valor nutritivo en sodio, potasio, fósforo, cloro, calcio, hierro y proteínas.

INGREDIENTES:

4 puerros.

4 cebollas pequeñas.

Una trufa argelina.

40 g de tocino ahumado cortado en lonchas finas.

150 ml de nata líquida.

50 g de mantequilla.

aceite de oliva virgen, vinagre balsámico, sal y pimienta.

Para la masa:

300 g de harina .

9 yemas de huevo.

Una cucharada sopera de aceite de oliva virgen.

2 cucharadas soperas de agua.

Una pizca de sal.

ELABORACIÓN:

Preparar la masa, para ello formar un volcán con la harina y poner el resto de los ingredientes en el centro, amasar rápidamente y dejar reposar una hora.

Mientras hacer el relleno, partir las cebollas y los puerros en tiras finas, poner a pochar en una sartén con la mantequilla a fuego muy lento. Partir el tocino en trozos pequeños y saltear ligeramente, escurrir la grasa y añadir al preparado de cebollas y puerro, rehogar y poner la trufa picada (reservar un trocito) cocinar un minuto y echar la nata, salpimentar y dejar cocinar unos 6 minutos. Reservar.

En un cazo echar 3 cucharadas de aceite de oliva virgen, unos trozos de la trufa que habíamos reservado muy picados y 3 cucharadas de vinagre balsámico, dejar reducir a fuego medio durante 10 minutos. Reservar.

Formar las lasañitas con la masa, estirándola con un rodillo hasta dejar una lámina fina, cortar dando la forma deseada. En agua hirviendo ligeramente salada echar las lasañitas y cocer durante 3 minutos, dejar enfriar.

Emplatar: Poner sobre el plato una placa de lasañita, sobre ella una buena porción del relleno, y así hasta tres capas, terminar salseando con la reducción reservada y añadir un poco de pimienta negra recién molida.

Listo para tomar.

“EL VELL SARRIÁ” Y DOS PREMIOS.

Este fin de semana no tenía ganas de cocinar, después de una semana bastante “movidita” decidí que lo que menos me apetecía era meterme en la cocina, fui a la despensa y allí encontré un arroz prácticamente preparado que me había enviado El Vell Sarriá.

El restaurante El Vell Sarrià se encuentra en una vieja casa del antiguo pueblo de Sarrià, construída en 1745, con una espléndida y tranquila terraza sobre la plaza de la Villa, ahora peatonal. Es sólo uno de los detalles que debe destacarse de un establecimiento agradable. El resto de atractivos proviene de los fogones de la casa. El arroz es el plato estrella. A la marinera, Mar y Montaña, De montaña con ceps, Con bacalao y verduritas…

Cualquier receta de arroz es recomendable.

El resto de la carta contiene platos típicos indispensables en un restaurante rústico y acogedor como El Vell Sarrià. No faltan los embutidos ni las ensaladas como entrantes, las suculentas carnes, como el lechón al horno, la butifarra con seques o el roast-beef. Entre los pescados, diversos bacalaos (con samfaina, gratinado al aroma de “ceps” o a la plancha con escalivada y seques), merluza, dorada. Los borrachos son excelentes, igual que la repostería y los sorbetes con crema catalana.

Lo mejor de todo, si no os pilla cerca, El Vell Sarriá envasa cualquiera de sus arroces y los envía a nuestras casas y con el mismo sabor que tendría si lo tomáramos en el restaurante. Sólo tienes que abrir un par de botes y echarlos en recipiente, dejar cocer, añadir agua y poner el arroz, después de unos 30 minutos, directo a la mesa.

También quiero agradecer en esta entrada los dos premios que me ha concedido Bárbara desde su blog Comer De Todo, os lo dije en una ocasión pero lo vuelvo a repetir porque cada día me doy más cuenta de los maravillosa que es Bárbara, entrañable, amable y cordial siempre tiene buenas palabras para animarnos cada día a seguir preparando platos, gracias amiga.

Y el segundo premio: